El duro camino de los hermanos Durán

Por: Rodrigo Oses Fotografía: Gentileza Rodrigo Durán 2016-05-11

Los hermanos Florencia y Diego Durán suman más de 500 horas anuales de entrenamiento en pista y acondicionamiento físico.


Es que para triunfar en el bicicross asumieron que el sacrificio y la disciplina debían ser parte de la actitud cotidiana.


Es por eso que sumando competencias, superando lesiones y postergando vacaciones, se ganaron el derecho a competir en el próximo Mundial de Medellín, Colombia,  que se disputará del 25 al 29 de mayo. Para llegar a esta cita pasaron por un proceso de crecimiento técnico en el que fue clave el entrenador Francisco Alveal. Así Florencia ganó títulos nacionales y roce internacional y Diego forjó su carácter al brillar en la Copa Chile y meterse en el podio del ranking nacional el año 2015.


Sus padres, Rodrigo Durán y  Macarena Fuentes, han sido pilares en la carrera de ambos, acompañándolos en las diversas competencias. Este año estuvieron en Santiago del Estero y en fecha latina en Santiago de Chile. Luego de Medellín vendrá La Paz y Lima. El Colegio Concepción donde estudian, siempre los ha apoyado.


El esfuerzo económico ha sido grande. Rodrigo Durán cuenta que golpearon varias puertas, pero no se abrió ninguna. Los costos para los hermanos Durán por asistir al Mundial bordean los 3 millones de pesos. A pesar de esto, cuentan con el apoyo de Buses Vía Itata, que los ha respaldado desde siempre, Quesos Boyén a través de su gerente Carlos Olave, Motosports Temuco, Deportes El Vencedor y Tur Bus. “Ellos han creído en nuestro proyecto deportivo”, asegura.


Para este World ChampionShip se esperan más de 4.000 deportistas de todo el planeta y se correrá en dos circuitos la pista “Mariana Pajón” para los pilotos Elite y Junior, y la pista “Antonio Roldán Betancur” para pilotos Challenger y Cruceros en Medellín. Diego hace su apuesta en la categoría Challenger Boys de 13 años y Florencia en Girls 11 años.

Comentarios