Estudio confirma reducción de caudales por plantaciones forestales

Por: La Discusión Fotografía: Mauricio Ulloa 09:45 PM 2016-05-11

Una investigación de largo plazo, relacionada a los efectos que tienen las plantaciones forestales industriales sobre la cantidad de agua a escala de cuencas, es la que está realizando el académico de la British Columbia de Canadá, David Scott, quien llegó hasta la Sede Bío Bío del Instituto Forestal de Chile, Infor, donde mostró los resultados de su trabajo.


Este da cuenta de una reducción de los caudales debido a plantaciones forestales industriales de pino y eucaliptus, principalmente en el caso de Sudáfrica y Australia.


El responsable de la línea de investigación de Bosque y Agua del Instituto Forestal (Infor), Dr. Christian Little, explicó que esta es una tendencia que se observa y se replica en muchos lugares tanto a nivel nacional como internacional. “Esto se debe a que las especies utilizadas son de rápido crecimiento, por lo que consumen más agua. En Chile hay varios estudios científicos que dan cuenta de la reducción de caudales debido a la presencia de plantaciones con fines industriales. En nuestro país tenemos una diversidad de condiciones de suelo, clima y topografía, por lo que no hay un resultado único, pero evidentemente en las cuencas pequeñas (por ejemplo, menores a 2 ó 3 mil hectáreas), cuando hay una gran proporción del área ocupada por plantaciones, se traduce en una reducción de caudales. Incluso el fenómeno se puede observar en cuencas de mayor tamaño, como el caso de la cuenca Purapel en la Región del Maule, donde se observa una fuerte reducción en los meses de verano”.


Para evitar esta problemática, el experto canadiense sugiere que se debe mantener los árboles de las especies de rápido crecimiento alejados de los cursos de agua. “La distancia mínima depende de la altura que tengan los árboles. Si estos son de 25 metros, esa debería ser la distancia entre la plantación hasta el estero. Otro punto importante es que, para reducir el impacto de la plantación, se debe plantar solo un 50% del área de la cuenca. Lo que he visto en mi visita a Chile es que los arboles exóticos crecen mejor aquí que en su lugar de origen. Por ejemplo, el eucaliptus crece más en Chile que en Australia y el pinus radiata crece mejor en Chile que en Monterrey. Esto es una ventaja porque Chile tiene muy buenos suelos”, precisó Scott.


El académico agregó que tiene gran relevancia mantener una comunicación con los privados para lograr un equilibrio entre las plantaciones forestales y el uso de agua. “Lo importante es que se debe llegar a acuerdos con las compañías forestales para cumplir cierto estándar del manejo forestal, orientado a la hidrología, que es parte de la FSC y donde Chile va a tener que cumplir con esos estándares”, expresó.


Investigación a largo plazo
Víctor Vargas, investigador de Infor, enfatizó la relevancia que tiene este tipo de visitas porque permiten conocer la experiencia de otros países respecto al manejo de las plantaciones y el agua, tanto desde el punto de vista social, técnico, político y económico. “Es importante como referente, en el sentido que ellos tienen investigación de largo plazo, lógicamente hay que hacer las adaptaciones a la realidad nacional, pero entrega un marco orientador respecto a la importancia, por ejemplo, de proteger las zonas de protección de los cauces, sobre temas asociados a alternativas de manejo en cuencas forestales y aquellos asociados a instrumentos de política y de toma de decisiones”, dijo Vargas.


El delegado regional para los recursos hídricos, Ariel Durán, destacó que en la Región del Bío Bío existe una preocupación de diversos actores en torno a cuáles son las acciones que se deben desarrollar para poder disminuir el déficit hídrico al cual se ve enfrentado el territorio. “Más importante aún es verificar cuál es la relación que existe entre el balance hídrico de una cuenca determinada y las plantaciones forestales” enfatizó.

Comentarios