Empresas en Chillán evaluaron campo laboral para discapacitados

Por: Ladiscusion.cl Comunicado de prensa 03:50 PM 2018-07-06

El pasado 1 de abril entró en vigencia a nivel nacional la legislación que obliga a las empresas de más de 100 trabajadores contar con al menos un 1% de personas en situación de discapacidad, como parte de su equipo de trabajadores.

Según información oficial, aproximadamente 229 firmas cuentan con más de un centenar de colaboradores en la Región de Ñuble, las cuales tienen que acogerse a la normativa, siendo la mayoría de ellas parte de los rubros de agricultura, ganadería, caza, silvicultura, construcción, etc.

Considerando la importancia y necesidad de abrir espacios laborales para aquellos que tienen capacidades diferentes, la Oficina Municipal de Intermediación Laboral (OMIL) de la Dirección de Desarrollo Comunitario de la Municipalidad de Chillán, organizó ayer jueves el Primer Encuentro Empresarial orientado a la inclusión de personas con discapacidad.

Una treintena de representantes de empresas locales de la Construcción, retail, agroindustria, organismos técnicos, etc., asistieron al llamado de la repartición edil y analizaron los alcances de la normativa 21.015 desde la perspectiva de la realidad chillaneja.

El jefe de la OMIL, Jorge Salgado, explicó que el objetivo del evento fue ofrecer alcances sobre la legislación y concientizar a las empresas sobre la importancia de proponer espacios laborales inclusivos.

“Esto se enlaza en los compromisos que tiene el Municipio con el Servicio Nacional de Capacitación y Empleo (SENCE) regional a través de la OMIL, que incluye hacer encuentros empresariales con personas representativas de la comuna para dar a conocer instancias legislativas referidas a la inclusión (…); esto se hace para que los empresarios tengan claro los beneficios que tienen al momento de contratar a gente con discapacidad y también para aclarar cuáles son los trámites a seguir. Se sabe que hay ciertas dudas y temores en algunas empresas, por eso el llamado es a que pierdan el miedo a conocer más del tema y abrirse a esta realidad”, manifestó.

El Centro San Rafael es la institución que en Chillán se ocupa de la capacitación y formación de discapacitados, con el objetivo de prepararlas para el mercado laboral.

Lucía Arroyo Hernández, directora del establecimiento, señaló que el del total de personas que han atendido en sus doce años de funcionamiento, el 80% de ellas están trabajando de manera dependiente, el 15% tienen emprendimientos propios y el 5% está cesante.

“Tenemos personas de 16 a 24 años y nuestro foco es mejorar la calidad de vida de nuestros estudiantes y sus familias. Generamos una propuesta de vinculación y aprendizaje con la comunidad, aprendiendo tareas laborales y habilidades sociales que les permitan ingresar al mundo del trabajo en puestos específicos para ellos que les genere una empleabilidad a largo plazo. Con la OMIL venimos trabajando hace seis años y nos ha permitido potenciar la labor con la  red de empresarios que teníamos y ha sido una agente de vinculación con la comunidad para reconocer las capacidades de nuestros jóvenes”, precisó.

Comentarios