GORE entregaría $546 millones para el funcionamiento del Teatro

Por: Edgar Brizuela Fotografía: Mauricio Ulloa 09:45 PM 2016-05-10

546 millones de pesos solicitó oficialmente la Municipalidad de Chillán al Gobierno Regional con el fin de que el Teatro Municipal pueda funcionar durante el bienio 2016-2017, luego de que las obras en ejecución sean entregadas a la ciudad en junio próximo.


La entidad edilicia y la Corporación que administrará el recinto cultural aspiran a que el espacio sea inaugurado para el aniversario de la ciudad, el próximo 26 de junio, con la presencia de la Presidenta Michelle Bachelet, pero aquello dependerá de la agenda de la Mandataria más que del avance de las faenas.


Con un 94% de desarrollo se estima que en lo que resta para conmemorar la fundación de la ciudad, los trabajos que realiza la empresa Ingetal debieran estar concluidos. Al menos a eso apunta la corporación edilicia, que este martes recibió a consejeros regionales.


Los representantes del GORE, en general se mostraron satisfechos con el avance de los trabajos y pondrían a  disposición de la ciudad los recursos adicionales en una reunión posterior, cuando reciban el proyecto. 


Durante la reunión, el consejero radical Javier Belloy pidió al alcalde que se revisaran terminaciones de la Gran Sala como las placas de madera en las paredes, el piso del escenario y pilares externos.


Como se trata de un proyecto que no ha sido terminado, tanto el alcalde Sergio Zarzar como Arnoldo Weber, gerente de la Corporación Cultural Municipal, manifestaron que las críticas serán atendidas y expuestas al constructor.


Mientras se solucionan los temas pendientes y concluyen las terminaciones, el municipio avanza en conseguir el financiamiento que requiere para poner en marcha el Teatro Municipal cuando sea inaugurado, pues la idea es que no cierre sus puertas por falta de recursos y eventos, sino que opere a tablero vuelto.

Primeros pasos
Una señal importante del rol que puede jugar el Teatro Municipal está dado por el arrendamiento de la casa del Deporte a una productora nacional que traerá a la ciudad a Natalia Valdebenito, la comediante ex “Club de La Comedia” y exponente del stand up comedy.


La presencia de la artista, precisa  Weber, es un hecho no planificado, pero da cuenta de que Chillán puede ser una plaza interesante para artistas locales, nacionales e internacionales de renombre.


Aclara que mientras no tengan claridad acerca del presupuesto global que manejarán, no pueden pensar en los números artísticos, eventos y atracciones futuras del nuevo Teatro Municipal.


Por ello la reunión de ayer con los consejeros regionales fue clave para motivarlos a que accedan a abrir las arcas del GORE y entregar durante este año 200 millones de pesos y durante 2017 otros 346 millones de pesos, para totalizar $546 millones.


A esa cantidad se deberían sumar los aportes municipales y otros, de tal manera que el presupuesto global para el período 2016-2017 llegaría a los $896.153.251. Luego de este período, considerado como de instalación, los costos anuales llegarían a los $1.000 millones.


El compromiso del Gobierno Regional es más que relevante para que el Teatro Municipal opere sin dificultades financieras y esté permanentemente abierto a la comunidad.


La Corporación Municipal, además de los recursos regionales y municipales, aspira a obtener fondos estatales del Ministerio de la Cultura, de privados a través de la Ley de Donaciones Culturales, de la Red de Teatros Nacionales y otras instancias de cooperación nacionales, eventualmente del Ministerio de Educación.


Se podrían sumar a aquellas fuentes y otras los municipios de la Provincia de Ñuble, que debieran ser socios estratégicos de la municipalidad, futura capital regional. Al menos en el Plan de Gestión se incluye esta alternativa.


Arnoldo Weber anunció durante la visita que a fines de este año dejaría el cargo, dado los numerosos compromisos laborales que mantiene, por lo que la Corporación debiera llamar a concurso para reemplazarlo.


El consejero regional Cristian Quiroz manifestó en tanto que no se deben escatimar recursos para el recinto, pues el acceso a la cultura debe ser considerado como un derecho de todos los habitantes.


Se estima que la Corporación deberá ser capaz de subvencionar eventos (según el modelo alemán planteó Weber), además de generar audiencias e incentivar a la población para que concurra al Teatro y que en el futuro exista público dispuesto a participar en eventos de calidad.

Comentarios