Conexiones fijas a internet crecieron 8% en Ñuble

Por: Roberto Fernández 10:55 AM 2018-07-01

Entre diciembre de 2016 y diciembre de 2017 el número de conexiones fijas a internet en Ñuble aumentó un 8%, desde 41 mil 963 hasta 45 mil 329, según estadísticas de la Subsecretaría de Telecomunicaciones. El incremento fue superior al promedio nacional en el mismo periodo, de 5,2%. El aumento se explicaría, según Juan Sepúlveda, presidente de la Asociación gremial de informáticos de Ñuble, “por la proyección de la región, donde ha llegado mayor oferta a un menor precio, con empresas que han aumentado su cobertura, que intentan responder a una demanda creciente”.

El profesional comentó que hasta hace poco no existía una mayor proyección de internet en las comunas de Ñuble, “pero la disminución de los costos y la llegada al mercado local de empresas como Telefónica del Sur o Mundo Pacífico, entre otras, ha contribuido a mejorar la calidad de la oferta, con más velocidad, y se prevé que los costos seguirán bajando”.

Y si bien el guarismo revelaría un importante dinamismo en materia de conectividad digital en la nueva región, los números también muestran grandes brechas entre aquellas comunas más grandes y urbanas, como Chillán y San Carlos, respecto de las más pequeñas y rurales, donde las conexiones fijas a internet, lejos de aumentar, han disminuido o se mantienen estancadas.

Es así como 11 de las 21 comunas tienen menos de 100 conexiones fijas a internet, y solo 4 tienen más de mil: Chillán (35.142), San Carlos (3.324), Chillán Viejo (2.238) y Coelemu (1.395).

Mientras la intercomuna Chillán-Chillán Viejo concentra el 82,4% de las conexiones de Ñuble, la Provincia de Itata en su conjunto apenas representa el 3,6%.

La alta dispersión geográfica de la población, y en consecuencia, la baja densidad de habitantes en los centros poblados no solo permite explicar la menor penetración de internet, sino que también el menor interés de las empresas de telecomunicaciones por invertir en ampliar sus redes y extender sus servicios en las zonas rurales.

Comunas como Quirihue, San Nicolás, Coihueco y Portezuelo, entre otras, mostraron contracciones importantes, proceso que responde, en algunos casos, a la rápida expansión de las conexiones móviles a internet, que para muchos habitantes de zonas rurales se ha transformado en una alternativa frente a las restricciones técnicas que implica la limitada cobertura de las empresas, así como también en una opción más económica, pero de inferior calidad.

A nivel provincial, es evidente el rezago que muestra Itata, con el 3,6% de las conexiones fijas de la nueva región, y una caída de 13% entre diciembre de 2016 y diciembre de 2017.

Al respecto, Sepúlveda sostuvo que en las comunas rurales la realidad es una escasa oferta, de baja calidad y a precios elevados. “Las empresas no se arriesgan a invertir, por la baja densidad poblacional de las comunas rurales”, enfatizó.

Por su parte, Jaime Weinborn, gerente de Asuntos Públicos y Corporativos de Mundo Pacífico, destacó que “hoy internet es un bien básico, y así lo entienden las familias y también algunas empresas, como la nuestra, que han apostado por la expansión en comunas pequeñas. Creemos que la competencia hace muy bien al mercado y a los habitantes de estas comunas, entre más competencia, hay más alternativas, bajan los precios y se mejora la calidad. 

Asimismo, esta situación representa, desde el punto de vista económico, una importante brecha de competitividad que amenaza principalmente a las Pymes y a los emprendedores de las comunas rurales.

En opinión del director del CER Regional, Renato Segura, “Ñuble requiere más y mejor conectividad digital para ser competitiva”. 

“La baja conectividad digital en las zonas rurales y su negativo efecto en la competitividad, se constituye en una colosal barrera para el pleno aprovechamiento de los recursos disponibles en el sector agrícola, el cual es considerado como uno de los sectores claves para sustentar el desarrollo económico y social de la nueva región”, expuso el investigador.

Rol del Estado

Cristóbal Jardúa, delegado ministerial de Transportes y Telecomunicaciones en Ñuble, afirmó que “en el proceso de instalación de la Seremi en la nueva región estamos recorriendo las 21 comunas para tener claridad de nuestras necesidades, etapa en la que advertimos un bajo acceso a internet en muchas comunas”.

Desde la Subtel sostienen que “una de las preocupaciones es realizar un intenso trabajo para reducir la brecha digital”. Por ello, diferentes iniciativas del sector público desarrolladas en distintos gobiernos han promovido un mayor y mejor acceso a internet en zonas rurales o aisladas, como aquellas emprendidas en conjunto con empresas de telecomunicaciones.

“En Chile existen 200 comunas que cuentan con menos del 20% de penetración de internet fija en el hogar, 110 comunas que tienen menos de 5%, y 55 comunas que tienen menos de 1%. Todas muy lejos de formar parte de la revolución digital en la que Chile debe ser protagonista. Para alcanzar este objetivo, hay que lograr que cada vez sean más los hogares que tengan acceso a internet de calidad y con alta capacidad. Es por eso, que se están reforzando políticas públicas con el fin de aumentar la capilaridad para que zonas privadas de acceso a internet puedan estar conectadas. Tal como anunció el Presidente Piñera en la cuenta pública, la construcción de una carretera digital, consistente en una red de fibra óptica de alta velocidad, que ilumine gran parte de las regiones y escuelas de Chile. Además, está la implementación de la futura red 5G, que permitirá el uso de tecnologías como la Telemedicina e Internet de las Cosas, estas carreteras serán claves para reducir la brecha digital y potenciar los sectores productivos como la minería, agricultura y telecomunicaciones”, adelantaron desde la repartición.

Frente a estos esfuerzos, el timonel de los informáticos reconoció el trabajo hecho en escuelas rurales, pero “lamentablemente, no he visto un real impulso por llevar internet a los hogares, no apunto a que el Gobierno deba pagarle a las familias, pero sí a que se generen convenios con las empresas para que éstas ofrezcan internet a precios más razonables”.

Sepúlveda enfatizó que en esta misión también debe concurrir el futuro Gobierno Regional de Ñuble. “Creo que invertir en una buena conectividad digital ayudará no solo a las empresas, sino a las personas de las comunas rurales, que podrán promocionar y vender sus productos sin necesidad de viajar a Chillán”.

Al respecto, Renato Segura reconoció que “existe, al menos en el papel, la disposición del Ejecutivo de promover la conectividad digital en el territorio rural del país, lo que de concretarse traería un importante beneficio para la Región de Ñuble”. Sin embargo, el profesional argumentó que “la política de subsidios para incentivar la inversión privada en infraestructura digital no ha logrado mostrar avances importantes en materia de conectividad rural. Sin duda que, para las autoridades de la región, integrar al sector rural a los sistemas de información y comunicaciones debiese ser una de las tareas prioritarias para lograr avances significativos en el Plan de Desarrollo Regional”.

En esa línea, Segura advirtió que “la tarea va a requerir de mucho esfuerzo y dedicación, toda vez que el actual marco legal y presupuestario pone límites a la capacidad de los gobiernos regionales para realizar o atraer inversiones en dicho sector”.

“Por otra parte -continuó el director del CER Regional-, considerando que la conectividad digital se asemeja cada vez más a un bien público, sin los incentivos adecuados la inversión privada será insuficiente para financiar la infraestructura que se requiere para disminuir la brecha actual entre el ecosistema digital urbano con el que existe en zonas rurales”.

Weinborn también destacó el esfuerzo estatal por fomentar una mayor conectividad digital y sostuvo que “hemos visto visto señales positivas del actual Gobierno. Creemos mucho en la sinergia público-privada, si a nosotros nos ayudan a extender nuestras redes, sería ideal, y ahora, con la Región de Ñuble, éste debería ser un tema importante”.

Para el diputado Jorge Sabag, el Estado debe contribuir a corregir la deficiente conectividad digital de las comunas de Ñuble. En ese contexto, esta semana le solicitó al Gobierno “medidas extraordinarias”.

“Ñuble es un territorio de alta ruralidad en donde el tema de la comunicación es un problema grave e importante que necesitamos corregir en el corto plazo. Por eso hemos solicitado la realización de un plan de trabajo serio en la zona para dar solución a este problema, en donde un equipo técnico de la Subtel vaya a nuestras comunas a plantear algunos mecanismos que ayuden a paliar momentáneamente este déficit mientras buscamos soluciones definitivas que permitan una conexión acorde a los tiempos en que vivimos”.

Sabag explicó que “el trabajo, desde la Comisión de Transportes y Telecomunicaciones de la Cámara, y desde el Ejecutivo, tiene que estar orientado a generar las condiciones para que las empresas se interesen y vayan a instalar la infraestructura adecuada para garantizar una conexión de calidad”.

Comentarios