“Es parte de mi rol la conducción política de la instalación”

Por: Isabel Charlin 10:35 AM 2018-07-01

Dieciocho semanas. Sesenta y siete días quedan para que la Región de Ñuble debute, y culmine el trabajo de instalación liderado en los últimos cuatro meses por Martín Arrau García-Huidobro, el técnico que hoy aparece como un potente liderazgo político en el territorio, y de quien el propio ministro del Interior dijo que “esperaba que se convirtiera en el primer intendente de Ñuble”.

“A la instalación administrativa no le veo grandes riesgos, creo que vamos bien. El gran desafío que tenemos es preparar a la sociedad local como contraparte en la generación de políticas públicas (gremios, asociaciones, partidos políticos). Ésa es nuestra gran tarea”, reconoce el delegado.

- ¿Cómo ha cambiado el trabajo de la Delegación con la llegada de los delegados ministeriales?

- Tuvimos la suerte desde el principio de contar con un muy buen equipo en la Delegación, joven, súper alineado, lo cual nos permitió andar rápido. Yo diría que el trabajo troncal de la instalación sigue estando en la Delegación, pero los delegados vienen a ser como ramas de los árboles, que nos permiten hacernos cargo de otros aspectos, más de planificación, que quizás no tendríamos tiempo de abarcar y que son importantes para que la gente se sienta parte de este proceso. Las expectativas de la gente son muy altas, hay mucha ansiedad, entonces ellos nos ayudan mucho a calmar estas expectativas.

- ¿Cómo ha sido liderar un equipo que usted no conformó? Los delegados fueron propuestos en gran parte por los partidos políticos y los parlamentarios...

- Se hizo un muy buen trabajo con los partidos políticos y los delegados salieron después de un proceso de bastante análisis. Pero esto es política, y uno entiende que los espacios siempre van a estar disponibles para que participen los partidos, sobre todo, en cargos de connotación política. Es parte de las reglas del juego, y la verdad es que la gente que llegó le ha puesto hartas ganas.

Liderazgo político

- ¿Ha habido una evolución desde el Arrau técnico que asumió en marzo, al Arrau político de ahora?

- Hay que entender qué se entiende por política. Honestamente, yo me metí en política para ponerme al servicio de la región, de las personas, y poner las expectativas de todas las comunas en el centro de nuestro quehacer. Eso para mí es política. Claro, mi formación es ingenieril, de eficiencia y eficacia, pero si eso lo ponemos al servicio del bien común, eso es hacer política. Lo que pasa es que la gente tiende a confundirse y pensar que hacer política es salir en el diario y generar conflicto, pero no hay nada más lejano a eso.

- En la última reunión de Gabinete, Ud. adoptó un rol  político mucho más marcado. Llamó a la unidad del bloque en el marco del proceso de instalación. ¿Hubo una intención de proyectar un liderazgo distinto?

- Es evidente, mi rol es liderar el proceso de instalación, y el equipo de delegados necesita algo de conducción. En ese sentido, Ñuble necesita esa conducción política, la instalación de la Región de Ñuble es una labor de política pública, y es mi responsabilidad llevarla a cabo.

- En este llamado a la unidad, ¿Reconoce que ha habido diferencias al interior de oficialismo durante el proceso de instalación?

- Sí, sin duda, siempre las va a haber. Pero la idea es que estos problemas se arreglen de la mejor forma posible. No podemos estar con ese nivel de efervescencia en los medios de comunicación, no es la manera, no es lo que la gente de Ñuble quiere ni es lo que nos caracteriza. Valoramos vivir en una región tranquila, con liderazgos que llamen a ese orden y lo proyecten. Si hay un ambiente conflictivo, debemos hacernos cargo, llamar al orden, y pedir que las cosas se solucionen como tienen que solucionarse. De lo contrario, no seríamos capaces de proyectar una buena instalación de la región. Es parte de mi rol esa conducción política. 

- ¿Ha sentido la presión de los parlamentarios locales durante este proceso?

- Presiones ha habido siempre, esto es política. Pero antes éramos provincia, y quizás los parlamentarios tenían un rol muy preponderante, y ahora habrá nuevas autoridades que ocuparán esos espacios: intendente, gobernadores, seremis, y a futuro, dieciséis consejeros regionales. Las autoridades existentes deberán aprender a convivir con estos nuevos líderes.

- ¿Este nuevo rol le ha abierto las puertas hacia otros desafíos políticos?

- Con total honestidad, nunca he pensado en cargos, sino en lo que puedo hacer. Vi una oportunidad de hacer mucho por Ñuble, y esa es mi respuesta. Lo que vaya a pasar después del 6 de septiembre, es algo en lo que he pensado poco, porque estoy muy concentrado trabajando, y deliberadamente, no he querido pensar en lo que va a pasar después, porque va a ser distracción, y hoy, el proceso de instalación no acepta distracciones. Después puede ser, pueden pasar muchas cosas. Han sido muy creativos, ya me están presentando de candidato al Parlamento. Lo encontré genial, pero hoy no hay nada ni siquiera cercano a eso. Después veremos.

- Ha llamado la atención su marcada presencia en redes sociales, donde mantiene una página y perfil en Facebook, y también publicita en Instagram. ¿Es una forma distinta de posicionarse?

- Hoy, alguien que está en política y no utiliza las redes sociales está muerto. Como delegado, tengo un rol político dentro de la región, por lo tanto las redes sociales son un medio de comunicación imprescindible y el que no lo entiende no se subió al carro de la modernidad. Más detalles los maneja un equipo muy competente acá en la Delegación que administra estas herramientas; yo también las uso frecuentemente para conectarme con la gente, y parece que lo hemos hecho bien, porque me felicitan bastante por eso.

Comentarios