Asignan fondos para diseño de ruta clave: baipás oriente

Por: Edgar Brizuela Fotografía: Mauricio Ulloa G. 09:15 PM 2018-06-29

El intendente Jorge Ulloa entregó ayer simbólicamente los fondos para ejecutar el diseño del baipás.

Se estima que los estudios que comienzan en breve tardarían unos dos años.

Uno de los grandes proyectos viales para la intercomuna Chillán-Chillán Viejo y para un vasto territorio de la Región de Ñuble iniciará una fase clave de su ejecución, luego de que este viernes 29 fueran oficialmente transferidos los recursos que permitirán generar el diseño definitivo de la vía.

Se trata del futuro baipás oriente de Chillán, que unirá la Ruta 5 de sur a norte al oriente de la intercomuna, conectando por el norte con el camino a Nahueltoro, brindando una alternativa rápida y segura para máquinas de alto tonelaje y para quienes vayan hacia las comunas precordilleranas no tendrán que pasar por Chillán.

Para concretar la iniciativa el Gobierno Regional destinó $1.131 millones para los el diseño de la ingeniería de detalle, que permitirá definir el perfil de la carretera, las expropiaciones y los costos definitivos.

Para este proyecto existe un diseño del año 2016 que definió las características generales,  que debe ser complementado con la ingeniería y otros insumos que permitan que sea financiado por el Ministerio de Obras Públicas.

El intendente Jorge Ulloa firmó que la documentación que oficializa el traspaso de los fondos del proyecto que beneficiará a la comuna, con el alcalde Sergio Zarzar y representantes de la Seremi de Obras Públicas.

La ceremonia, altamente simbólica, sirvió de pretexto para que la principal autoridad regional reafirmara el compromiso en seguir invirtiendo en Ñuble, a pesar de que la escisión se producirá en solo unos meses, específicamente el 6 de septiembre.

Ulloa planteó que “desde ahora van a tener los recursos y por tanto van a poder hacer los diseños de este proyecto y ese diseño tiene un costo elevado, son 23,6 kilómetros que van a permitir mejorar la conectividad no solo para Chillán”.

El intendente agregó que fue privilegiado un proyecto que “claramente en materia de diseño tiene un costo alto, es verdad, pero ese costo se traduce en una mejor inversión para las personas y entonces más allá de costos estamos hablando de inversión”.

La autoridad regional agregó que la futura vía “nos va a permitir también una conexión con otras rutas. Estas conexiones significa conectividad, mejorar los tiempos de desplazamiento, significa también dar posibilidades ciertas de acceder a otras rutas en condiciones notablemente mejores”.

Unidad

El intendente de la Región del Bío Bío abogó porque ambas regiones, antes unificadas y ahora en proceso de separación, trabajen de manera mancomunada.

Hay que pensar que la Región del Bío Bío y la futura Región de Ñuble deben trabajar asociadas. Es cierto que vamos a tener autoridades independientes, pero tenemos que entender que la manera de mejorar las condiciones de vida de nuestros habitantes es potenciándonos y en ese sentido todo lo que signifique potenciar la infraestructura es derechamente mejorar la calidad de vida de nuestros habitantes”, resaltó Ulloa.

Desde esta perspectiva Ulloa mencionó que seguirán apoyando con recursos a la Región de Ñuble, dejando de lado los cuestionamientos a eventuales restricciones presupuestarias.

“Vamos a seguir trabajando como región hasta el último día y posterior al 6 de septiembre también tendremos que seguir manejándonos, porque hay temas presupuestarios sobre los cuales también tendremos que seguir trabajando”, explicitó.

El alcalde Sergio Zarzar mencionó que este anillo de circunvalación proyectado es adicional al que se desarrolla por el oriente de manera urbana, y que está en fase de construcción por parte de inmobiliarias que ejecutan proyectos en torno a la urbe.

Sobre la transferencia de fondos, Zarzar planteó que permitirán diseñar y proyectar  uno de los grandes proyectos que es hacer una ruta de sobre 23 kilómetros que va a descongestionar la conectividad vial de muchas comunas del sector sur, del norte y al oriente también. Es fantástico, con el diseño nos queda cada vez más cerca esta importante vía”.

Proyecto

La propuesta viene siendo analizada desde hace varios años por el MOP a través de la Seremi del ramo, que el año 2014 estimaba el costo de la ruta planificada por el Ministerio de Obras Públicas en $55 mil millones.

El anterior estudio de prefactibilidad costó 199 millones de pesos y fue encargado a la Consultora Límite Ingeniería S.A. por encargo de la Dirección Regional de Vialidad.

El objetivo de aquel estudio fue analizar la factibilidad técnica y económica de habilitar una circunvalación que permita unir la Ruta 5 con las vías provinciales hacia la precordillera, como son las N-45, N-49, N-425, N-55, N-545, N-515, N-609 y N-59.

La idea de fondo es mejorar las condiciones de operación, transitabilidad, seguridad y accesibilidad de los viajes con origen o destino en el sector oriente de la conurbación Chillán– Chillán Viejo.

La circunvalación comenzaría en Chillán Viejo y terminaría en el sector nororiente de Chillán, tras un trayecto de 23,6 kilómetros. 

Se trata de una vía de alto estándar, que a la luz de los antecedentes entregados a la fecha, tendría accesos a los carreteras que van hacia las comunas de la precordillera de Ñuble como Coihueco, Pinto, San Ignacio, El Carmen, Pemuco y Yungay.  Como se trata de una obra que considera expropiaciones, el MOP ha desarrollado actividades de participación a nivel local donde se expusieron los antecedentes que manejan en el estudio previo de prefactibilidad.

Comentarios