Laicos por presuntos abusos en Chillán: "Es la punta del iceberg"

Por: K,Pacheco/ S.Núñez 12:40 PM 2018-06-28

"A mi no me cabe ninguna duda que es la punta del icerberg" dijo la integrante de la Coordinación Nacional de Laicos, Milena Romero, al referirse a los dos nuevos casos de presuntos abusos sexuales dados a conocer este jueves por el obispo de Chillán,  Carlos Pellegrin.

Se trata de una denuncia que ingresó recientemente al obispado y otra sobre un presunto caso de abuso sexual contra un menor que habría sido perpetrado por el sacerdote Héctor Bravo Merino, y que fue comunicada el pasado 16 de junio.

Para la integrante de la organización, que también representó al movimiento de Profesionales Católicos de Chillán, espera que los hechos denunciados no queden impunes y que los afectados reciban la atención adecuada.

"He hecho varios llamados a la comunidad de Chillán, porque es la iglesia del silencio. Sentimos que hay mucha información guardada, que incluso se ha pagado por el silencio, eso nos consta 100%, entonces, para nosotros es muy difícil investigar, no somos detectives, solo funcionamos porque la gente nos cuenta sus cosas", expresó.

Respecto a las dos nuevas renuncias de los obispos de Rancagua, Alejandro Goic así como el de Talca, Horacio del Carmen Valenzuela, valora la decisión y espera que el Papa Francisco siga implementando cambios al interior de la iglesia.

"Encuentro que mínimo era presentar la renuncia incluso algunos, no sé si lo hicieron, debieron haberla presentado indeclinablemente, sin lugar, a que el Papa lo hubiese podido reafirmar nuevamente. Esta crisis no es de este año , nos vamos a demorar décadas en reestructurar la iglesia chilena, lo que sí tengo claro, que el lugar de laico va ser muy distinto, ese va ser nuestro objetivo, una participación comprometida y que seamos iguales que los sacerdotes y obispos, que podamos tener derecho a voz y voto", sostiene.

Las decisiones que la iglesia ha dado en el último tiempo a raíz de las denuncias de abusos sexuales son interpretadas como señales positivas para el movimiento laico, que acusa, un segundo plano en la estructura eclesial.

"Nuestro objetivo es organizar y empoderar a los laicos, trabajamos bajo la premisa de si los laicos hubiésemos estado trabajado plenamente en la vida de la iglesia esto no estaría ocurriendo. Lo que fue sucediendo es que fuimos siendo desplazados a labores secundarias y el papel de la iglesia se centró en la jerarquía, en sacerdotes y obispos, donde los laicos no tuvimos ninguna participación y se crearon grupos de poder muy fuertes y cerrados y eso es lo que ha producido esta crisis tan grande"

Comentarios