Gran Hotel destaca fallo por marca Termas de Chillán

Por: Roberto Fernández Fotografía: Archivo | La Discusión 09:15 PM 2018-06-27

Nevados de Chillán y la Municipalidad de Chillán declinaron referirse al fallo.

1984 año en que Somontur inscribió la marca Termas de Chillán. Hoy es de ISN.

Gran Hotel Termas de Chillán, controlado en un 100% por Inmobiliaria ISN, celebró ayer el fallo de la Corte Suprema, que rechazó el recurso de casación presentado el año pasado por Nevados de Chillán, y confirmó la sentencia del Tribunal de Propiedad Industrial que en 2017 rechazó las demandas de nulidad presentadas por Consorcio Chillán I y II (Nevados de Chillán) y la Municipalidad de Chillán.

De esta manera, el máximo tribunal confirmó la inscripción de la marca hecha en 1984 por Somontur y desestimó el argumento de que no se puede inscribir la indicación geográfica Termas de Chillán como marca, esgrimido por Nevados.

“La Corte ha reconocido que quien creó la marca Termas de Chillan fue nuestra representada y que fue también ella la que le dio su carácter de famosa y notoria, otorgándole suficiente distintividad como para no crear confusiones. Ha confirmado, además, que se actuó siempre de buena fe y con el beneplácito y respaldo del municipio”, esgrimió la abogada Ariela Agosin, socia del Estudio Albagli Zaliasnik, quien representó a Gran Hotel Termas de Chillán en este largo proceso judicial.

En diciembre de 2009 Nevados de Chillán inició juicios de nulidad en contra de 10 registros de la marca Termas de Chillán, enfrentándose a la familia Giner, en aquella época propietaria del Gran Hotel y de la marca a través de Somontur.

“Ello, a pesar de que en las bases de licitación a través de la cual se adjudicó esta concesión, se señalaba que esas marcas estaban registradas a nombre de una de las sociedades del Grupo Giner. A estos juicios posteriormente se sumó la Municipalidad de Chillán, quienes iniciaron acciones destinadas a objetar todas las nuevas marcas Termas de Chillán”, comunicó la empresa Gran Hotel Termas de Chillán ayer a través de un comunicado.

“En su conjunto, los concesionarios y la Municipalidad sostuvieron que la marca Termas de Chillán habría sido registrada de mala fe -es decir, existiendo de parte de los dueños de la marca una intención de aprovecharse de algo perteneciente a un tercero-, que sería un término genérico y que es una marca que podría llevar al público a errores y confusiones”, añade el documento.

Frente a esto los dueños del Gran Hotel Termas de Chillán respondieron argumentando que “la marca llegó a ser famosa gracias al trabajo e inversiones desplegados durante décadas por sus creadores, para posicionarla a nivel nacional e internacional, por lo que nunca existió ningún aprovechamiento o mala fe de parte de sus dueños, sino todo lo contrario, pues fueron ellos quienes convirtieron al centro turístico en lo que es hoy”.

En su argumentación ante el máximo tribunal la firma hizo hincapié en que antes de los Giner no existía la marca Termas de Chillán.

“La marca Termas de Chillán fue creada en los últimos años de la década de 1970, por el grupo de empresas liderado por José Luis Giner Izquierdo, para designar los servicios hoteleros y turísticos que prestaría luego de convertirse en el primer concesionario de un predio ubicado en la comuna de Pinto (...) y que había adquirido el Municipio de Chillán por prescripción. Existían en el lugar algunos pozones de agua termal y un hotel rudimentario”, señalan.

Cambio de propiedad

Durante 2013, en plena crisis por la quiebra de Somontur, la familia Giner se asoció con ISN Inmobiliaria para salvar a la empresa y alzar la quiebra, firma que ingresó en un principio con el 51% de participación a la sociedad Gran Hotel Termas de Chillán. Sin embargo, hoy, ISN posee el 100% de la  exsociedad, cuyos activos inmobiliarios son el Gran Hotel Termas de Chillán y su centro de convenciones.

Inmobiliaria Sol Naciente (ISN) está ligada al empresario viñamarino Guillermo Harding, fundador y socio del grupo Socofar.

Comentarios