Nuevo alcalde de Pinto sería Manuel Guzmán

Por: Isabel Charlin Fotografía: Municipalidad de Pinto 10:10 PM 2016-05-09

La situación no es nueva en Ñuble. En 1994, el primer alcalde elegido democráticamente en Chillán tras la dictadura, Mario Arzola, falleció trágicamente en un accidente de tránsito, lo que dejó a la capital provincial acéfala y de luto, luego de perder al jefe comunal DC.


Si bien Aldo Bernucci había obtenido la primera mayoría, la DC esperaba que se cumpliera el acuerdo, y asumiera el entonces concejal de ese partido, Lautaro Vergara. Finalmente el radical aunó posturas en el Concejo, en una demostración de que éste es el único organismo con la prerrogativa de elegir al sucesor de un alcalde que fallece, dimite o es destituido.


El caso pinteño, sin embargo, podría ser diferente. Si bien el vicepresidente distrital de la UDI, Juan José González, reconoce que la elección del actual concejal de su partido -y sucesor natural del fallecido alcalde, Fernando Chávez-, Manuel Guzmán, no está asegurada, el clima de unidad que reina en la comuna podría redundar en un nombramiento de consenso.


“Manuel es quien el partido propuso para suceder a Fernando Chávez, hay que recordar que él no iba a la reelección. Todo depende del Concejo”, comentó, pues actualmente hay dos ediles UDI, uno RN, un DC y un PRI (el sexto concejal, del PRI, renunció a su cargo y no será reemplazado por estar a menos de seis meses de la próxima elección). 


“Si lo vemos como Chile Vamos, la votación debiera ser favorable para Manuel si logran ponerse de acuerdo, pues todos sabemos que a veces hay egos personales. Hoy no podemos decir que Manuel Guzmán va a ser el nuevo alcalde de Pinto, pero creo que puede ser la carta más segura”, sostuvo el dirigente gremialista.


El aludido concejal, primera mayoría el 2012, no ha querido referirse al tema. Solo precisó muy afectado a Radio La Discusión 94.7, respecto de la muerte de Chávez, que “se ha perdido un gran hombre, un gran político. Quiero representar el dolor de la comuna”.


Procedimiento
Según el artículo 62º de la Ley 18.695, será el Tribunal Electoral Regional el que en los próximos días, notifique al secretario municipal de Pinto, Mario Osorio, de la vacancia en la alcaldía de la comuna cordillerana.


Osorio deberá comunicarlo en sesión de Concejo, y a partir de la notificación, se debe convocar en un plazo de diez días a los ediles a una sesión extraordinaria para que elijan por mayoría simple al nuevo jefe comunal.


En caso de existir empate, se debe realizar una nueva sesión. Si persiste la igualdad, la ley establece que asumirá el concejal en ejercicio que haya obtenido la mayor cantidad de votos en la última elección, en este caso, Manuel Guzmán.


“Es el Concejo el que elige al nuevo alcalde. Aquí no importa ni la primera mayoría, ni nada. El elegido termina el período de quien estaba, es decir, quien asuma en Pinto, lo hará hasta el 6 de diciembre”, sostuvo el consejero regional del MAS y administrador público, Cristian Quiroz.


Y agregó: “En Pinto se conjugan varios factores que debieran dejar a Manuel Guzmán en la alcaldía: él fue primera mayoría; era el candidato que Fernando Chávez apoyaba para sucederlo, y en la comuna, la oposición es mayoritaria. Solo la DC tiene un concejal. Todo indica que debiera ser Manuel Guzmán el alcalde, aunque reitero, todos pueden ser candidatos y elegidos”.


Quiroz estima que sería de toda lógica, ante la trágica situación vivida en Pinto, que el próximo jefe comunal fuera elegido por unanimidad, “toda vez que, además, está legitimado al haber obtenido la primera mayoría”.


De ser Guzmán ungido alcalde, se mantendría en el cargo hasta el 23 de septiembre, ya que al ser candidato, debe alejarse de sus funciones  un mes antes de las elecciones. De ser electo, continuará hasta diciembre de 2020; si no, retomará sus funciones tras las elecciones y abandonará el municipio en diciembre próximo.


El caso de la florida
No siempre la elección del alcalde tras una vacante es simple. Aconteció en La Florida, en 2011, cuando la comuna estuvo más de tres meses sin alcalde, tras la renuncia de Jorge Gajardo. 


Transcurrieron 15 sesiones de Concejo y no se pudo realizar la votación, pues los concejales de la entonces Concertación se ausentaron de las votaciones para no dar el quórum e impedir que asumiera el UDI Rodolfo Carter.


La situación se destrabó luego que el PS, José Luis Alegría, decidiera asistir, lo que generó profunda molestia entre sus correligionarios.

Comentarios