Cecineros crean asociación gremial

Por: Roberto Fernández Fotografía: Víctor Orellana 09:30 PM 2018-06-23

Se calcula que en la intercomuna existen más de 40 fábricas de longanizas.

Avanzar hacia la “indicación geográfica” de la longaniza de Chillán, una variante de la denominación de origen; así como también promover la asociatividad, reducir el contenido de sodio en los productos y generar una certificación de calidad entre sus miembros, son los principales objetivos de la asociación gremial de cecineros de Chillán y Chillán Viejo, cuya formalización legal está en tramitación, reveló su presidente, Héctor San Martín, de Cecinas San Martín.

En la mesa directiva lo acompañan Victoriano Bengoa, como tesorero; y Héctor Gatica, como secretario.

El empresario recordó que la idea se gestó el año pasado en el marco del trabajo en dos instancias asociativas relevantes: el acuerdo de producción limpia de alimentos saludables (Aplas), que firmaron empresas cecineras de Ñuble y Concepción; y la iniciativa que reúne a 20 productores locales y que busca la “indicación geográfica” para las longanizas de Chillán.

San Martín explicó que la organización reúne en esta estapa inicial a 15 empresas de la intercomuna: Cecinas Cordillera, San Martín, Torres, Villablanca, Ramos Cordillera, Chandía, Tres Torres, Don Tito, Iturra, Martínez Fernández, Gladys Herrera, Ñuble, Torrentes, El Buen Sabor y Bengoa.

El dirigente sostuvo que se pretende fortalecer la asociatividad entre los productores del rubro, sumando fuerzas para mejorar su poder negociador frente a los grandes proveedores, así como también generar ahorros en la adquisición de insumos y defender la marca “Chillán”, para lo cual una de las tareas prioritarias será exigir y certificar el cumplimiento de estándares de calidad a los miembros, “para combatir la competencia desleal que se da con la venta de longanizas que no son lo que parecen, que se elaboran con insumos de baja calidad, lo que explica los precios irrisorios”, argumentó San Martín.

Comentarios