Pladeco: mejoramiento vial, ciclovías y luminarias son las demandas

Por: Jorge Chávez Fotografía: Mauricio Ulloa 08:45 PM 2018-06-22

Desde el año pasado se viene elaborando la actualización del texto de planificación de la capital de Ñuble.

Nueve jornadas de participación ciudadana organizaron y desarrollaron el equipo de profesionales de la Universidad del Bío-Bío encargados de la elaboración del Plan de Desarrollo Comunal (Pladeco) de Chillán.

Fueron cinco en zonas urbanas y cuatro en rurales los talleres de socialización del documento, eventos que entre abril y mayo pasado congregaron a 1.033 vecinos, según información entregada por la Municipalidad de Chillán.

En cada uno de los encuentros los asistentes tuvieron la oportunidad de plantear ideas acorde a las características de la comuna y de las necesidades del territorio en que habitan, siendo esto último determinado por las nueve zonas en la planificación de los talleres realizados.

Tras el cumplimiento del hito de acercamiento y discusión del proyecto con la comunidad, esta semana se dio inicio oficialmente a la etapa de evaluación y tabulación de las iniciativas propuestas por la ciudadanía, la que en rigor será el último paso de la fase dos de la construcción del texto de planificación de la capital de la Región de Ñuble.

El académico de la UBB y coordinador del Pladeco, Domingo Sáez, indicó que el proceso de análisis tomará aproximadamente 25 días, por lo que el trabajo estaría culminado a más tardar a mediados del próximo mes.

El profesional explicó que si bien hay ideas vecinales que son más relevantes que otras, precisó que lo importante es que estas se enmarcan dentro de las 12 áreas definidas previamente por el municipio chillanejo.

Pese a que el académico aseguró que aún se está ordenando la gran cantidad de propuestas de la comunidad, anticipó aquellas que más se repitieron en los encuentros.

“Hay temas más recurrentes,  como por ejemplo el mejoramiento vial, las ciclovías y las luminarias, pero en sí hay un sinnúmero de iniciativas”, comentó.

Domingo Sáez destacó la alta participación durante las nueve jornadas de socialización, las que, a su juicio, permitieron recoger una gran cantidad de ideas, lo que demostraría que a la gente cuando se le invita a estos eventos y se hace una metodología realmente adecuada, se motiva por participar.

La presidenta de la Unión Comunal de Juntas de Vecinos de Chillán, Cecilia Henríquez, aplaudió el espacio que otorga la elaboración de la hoja de ruta, aunque igualmente se mostró un poco escéptica de si realmente se tomará en cuenta lo pensado por la  comunidad.

Siguientes etapas
De cumplirse los tiempos calculados para el fin de la fase dos, la subsiguiente debería partir en la segunda quincena de julio.

Desde la Casa Consistorial chillaneja mencionaron que en la tercera fase (de Negociación) todas las propuestas evaluadas se unificarán de acuerdo a las 12 áreas estratégicas de desarrollo comunal contempladas en la metodología del Pladeco y pasarán a formar parte del primer ciclo de elaboración, el cual consta de tres periodos (Propuesta Municipal, Propuesta de la Comunidad y Toma de Decisiones) y más adelante se iniciará el ciclo de negociación propiamente tal, que considera la votación del Pladeco y el lanzamiento oficial.

En rigor la tarea de los expertos de la UBB, de acuerdo a lo puntualizado por Domingo Sáez, será contraponer el aporte ciudadano con lo que previamente estableció el gobierno comunal. Durante la primera fase del nuevo plan, en la que participaron el alcalde, concejales y funcionarios municipales, surgieron 288 propuestas, desglosadas en 53 estudios, 111 programas y 120 proyectos, tal como se detalla en el primer informe de 435 páginas entregado a los integrantes del Concejo Municipal a mediados de abril.

“Aquí corresponderá trabajar el tema de priorizaciones. Se cruzan las propuestas hechas por el municipio con la de las juntas de vecinos, para así evaluar cuáles fueron las más y menos votadas por la comunidad y las que guardan mayor relevancia, porque la intención es considerar lo que ellos plantean”, manifestó, precisando que igualmente se encargarán de ver la factibilidad de ellas.

El tiempo que tomaría concluir esta fase dependerá del trabajo mismo que tendrá que hacer el equipo de la UBB, el cual estará sujeto a observaciones y reevaluaciones de la Municipalidad de Chillán, las que eventualmente podrían extender los tiempos.

“Para nosotros lo importante es garantizar la calidad del servicio, porque las bases indican que si hay necesidad de revisiones, el municipio se demoraría 15 días y nosotros podremos sacar las observaciones en 10 días; pero también a veces hay situaciones que hace que estos plazos se alarguen más de lo presupuestado”, replicó.

Entrada en vigencia
Para el municipio la actualización del Pladeco “permitirá contar con un instrumento guía para la conducción del desarrollo comunal, constituyéndose en una herramienta de gestión estratégica que fije pautas de programación y evaluación comunal, la cual permitirá definir los lineamientos que orientarán la formulación de proyectos de desarrollo comunal en los ámbitos económico, social, cultural, ambiental, entre otros”.

La actualización completa del informe considera tres ámbitos de acción centrales, que son diagnosticar el estado actual de la comuna, “diseñar prospectiva y participativamente el proyecto comunal e instalar capacidades, de modo que la participación se transforme en una constante de la conducción estratégica de la comuna”.

El municipio y la UBB esperan que el instrumento de planificación pueda estar en vigencia dentro del segundo semestre del presente año. Según lo estipulado, el documento tendrá que ser ejecutado en un plazo de seis años.

Comentarios