Estudios en marcha forjarán el futuro de la Región de Ñuble

Por: Isabel Charlin Fotografía: Cristóbal Vaccaro 09:15 PM 2018-06-16

Estrategias de inversión y reducción de desigualdad es otro estudio que se impulsará.

El BID partió asesorando a la Subdere en los estudios sobre áreas metropolitanas.

El martes pasado, cuando se informó que la Subdere licitará un estudio para determinar una futura área metropolitana en la Región de Ñuble, el delegado presidencial, Martín Arrau, habló de “soñar” en torno a lo que necesita el nuevo territorio.

La autoridad puso énfasis en delinear el futuro de la unidad administrativa a 20 ó 30 años plazo, por medio de políticas y programas para que los habitantes puedan vivir mejor, y para ello, la concreción de estudios que sustenten esta planificación es fundamental. 

El primer paso en este orden se dio en enero pasado, cuando la anterior delegación presidencial, liderada por Lorena Vera, firmó un convenio con Flacso para la elaboración de un estudio de línea base para la futura Estrategia Regional de Desarrollo (ERD).

Si bien la actual administración cesó el convenio con Flacso, el organismo internacional entregó la primera parte del estudio, un compendio de aproximadamente 300 páginas, que según el delegado, Martín Arrau, será de gran utilidad para el trabajo venidero, ya que contiene interesantes datos sobre la región que nunca antes se habían consolidado, como por ejemplo, la inversión privada en Ñuble en los últimos años.

Arrau espera entregar el material a fin de mes, con presencia de la Subdere, y paralelamente, licitar la siguiente etapa del estudio de línea base, que servirá de sustento para la futura estrategia regional.

“Están los términos de referencia listos, de hecho estamos en temas administrativos, será dentro de los próximos días”, aseveró el delegado.

Áreas metropolitanas

En agosto próximo la Subdere licitará un estudio que determinará una estrategia de gestión urbana de carácter metropolitana en la nueva Región de Ñuble, la cual podría estar integrada por comunas como Chillán, Chillán Viejo, San Carlos, Bulnes, San Nicolás, Coihueco y Pinto. Precisamente, este estudio definirá cuáles conformarán el futuro plan de gestión intercomunas. Se espera que participen distintas consultoras; se destinarán $120 millones y el plazo de ejecución será de 10 meses.

El objetivo es que este estudio identifique problemas de carácter urbano que incidan en más de una comuna, para de esta forma avanzar en soluciones a temas como movilidad y transporte intercomunal, vivienda, contaminación ambiental, tratamiento de residuos sólidos, planeación territorial estratégica, entre otros.

El encargado de la Unidad de Apoyo a la Descentralización Regional de la Subdere, Sebastián Alcayaga, destacó la experiencia del pilotaje sobre áreas metropolitanas que partió en La Serena-Coquimbo; Puerto Montt-Puerto Varas, Santiago y el Gran Concepción.

“Hemos obtenido diferentes resultados, porque tenemos escalas muy disímiles entre las regiones estudiadas. En algunas tuvimos mucha participación de las autoridades, de los equipos técnicos y de la ciudadanía; y en otras no tanto. No siempre una problemática urbana influye en todas las comunas que conforman un área metropolitana, por lo cual, ese es el desafío de los territorios más grandes como Santiago. En Coquimbo-La Serena y Puerto Montt-Puerto Varas, en tanto, tuvimos una participación constante de los alcaldes, lo que generó que los planes de gestión resultantes de estos estudios pudieran reflejar de mejor manera las prioridades de estas comunas que trabajan en conjunto”, aseveró.

Asesoría del BID

Los pilotajes sobre áreas metropolitanas que ha realizado la Subdere se iniciaron con el respaldo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).
En enero pasado visitó Chillán, en el marco de un seminario sobre áreas metropolitanas organizado por la anterior delegación presidencial, Dominique Mashini, consultora urbana del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), quien compartió la experiencia de la organización asesorando a los gobiernos locales en torno a metodologías en ciudades “emergentes y sostenibles”, de manera de orientar así los lineamientos hacia una mayor sustentabilidad.

Desde 2012 trabajan con la Subdere en la aplicación de áreas metropolitanas, y entre los principales obstáculos, han identificado, primero, la descoordinación inicial.

“La etapa de construcción de un área metropolitana tiende a ser descoordinada, porque históricamente se ha planificado de una manera, y de repente nos enfrentamos a un territorio mucho más complejo. Por ello cobra relevancia el consenso político para impulsar esta política, claridad sobre actores y estrategias y espacios institucionales para canalizar las inquietudes”, sostuvo Mashini.

En esa oportunidad también compartió su experiencia Claudia Toledo, coordinadora del área metropolitana del Gran Concepción, compuesta por 11 comunas, quien dio algunos consejos a Ñuble.

“Hoy ustedes cuentan con el Plan Regulador  Intercomunal Chillán-Chillán Viejo como base, mirada que deben ampliar, pero es importante moderar las expectativas. Este es un proceso que puede ser largo, no es un tema que se resuelva de un día para otro. No es automático comenzar a funcionar como un área metropolitana, porque implica compartir problemas, objetivos, iniciativas y compromisos. En Chile estamos recién en un proceso de instalación; en otros países los integrantes de las zonas metropolitanas pagan impuestos, por ejemplo, por el uso del transporte. El primer paso que debe dar Ñuble es definir primero cuál es el área metropolitana, cuáles son las características que debe tener. En el caso de Concepción, el tema geográfico fue vital para definir el área, ustedes quizás tengan otra impronta”, manifestó Claudia Toledo.

Estrategias de inversión

Paralelo a la línea base de ERD y al estudio sobre áreas metropolitanas, el delegado Martín Arrau adelantó que están explorando otro tipo de trabajos que contribuyan a potenciar el futuro de la región.

“Hace unos días nos reunimos con representantes del Banco Mundial e hicimos una solicitud que formalizaremos en los próximos días para que nos puedan apoyar en un estudio de levantamiento de estrategias de inversión, desarrollo y reducción de desigualdad en la región. Estamos golpeando puertas de gente experta para que nos puedan ayudar en esto que nos hace tanta falta, como es aprovechar nuestro potencial y dar más oportunidades a las personas que habitan la región. Nos falta levantar la mirada”, aseveró.

En otros ámbitos, como la conectividad, los delegados ministeriales de Obras Públicas, Ignacio Vera; Transportes, Cristóbal Jardúa, y Vivienda, Rodrigo Saavedra, conformaron un grupo que abordará la problemática.

“Quizás en las primeras reuniones surja la necesidad de realizar algún estudio específico, pero hay bastante información, se está levantando en estos momentos. Lo mismo se está haciendo en orden a poner en valor algunas comunas en áreas como Cultura, Bienes Nacionales, Turismo y Deportes. En la medida que este trabajo avance, iremos descubriendo la necesidad de ejecutar nuevos estudios”, sostuvo el delegado.

Comentarios