Costos hacen inviable que se soterren redes eléctricas en Chillán

Por: Edgar Brizuela Fotografía: Víctor Orellana 09:05 PM 2018-06-16

El Senado analiza una ley para que los municipios regulen el tendido eléctrico.ca

Hasta $1.000 millones de pesos por calle podría costar el soterramiento del cableado aéreo de Chillán, cifra extremadamente elevada que desincentiva cualquier intento por avanzar en un tema, que para la Municipalidad de Chillán es prioritario.

El alcalde Sergio Zarzar, entregó recientemente a la ministra de Transportes y Telecomunicaciones, Gloria Hutt, un documento donde plasmó las principales obras que espera ejecutar en la ciudad donde aparece la modernización de las grandes avenidas y soterrar el cableado.

En la actualidad no existe normativa legal local que refiera expresamente al soterramiento del tendido eléctrico y tanto la Ley Eléctrica como de Telecomunicaciones hacen referencia a la opción que tienen las empresas para optar por el cableado aéreo  o soterrado, sin indicar técnicamente como se ejecuta, ni a quién le corresponde específicamente ejecutarlo. 

De esta manera, informó el municipio, al no haber una normativa expresa se dificulta la entrada en vigencia de una ordenanza municipal, cuyo borrador se encuentra prácticamente afinado, a la espera de que el tema se defina, ya que sin ley expresa que regule normativa y técnicamente la materia, “malamente podemos establecer parámetros obligatorios”, detallaron.

En Concepción llevan la delantera en este ámbito, pero las cosas no han sido sencillas. Felipe Muñoz profesional de la Unidad Eléctrica municipal, explica que existe una normativa que ordena que en el casco histórico “las nuevas construcciones” deberán considerar el soterramiento. 

No obstante, por un problema de costos y de logística, no sería viable que las antiguas conexiones eléctricas como de empresas de TV Cable o telefónicas en uso en la actualidad se trasladen al subsuelo utilizando poliductos.

El ex gerente zonal de Entel en la zona, Jorge Vaccaro, relata que “hace muchos años la autoridades de Concepción y empresas se pusieron de acuerdo y lograron soterrar el cableado de un sector de la ciudad”, pero fue una iniciativa que no tuvo continuidad.

Pedro Barrios exprofesional encargado de proyectos del Gobierno Regional de Antofagasta, destaca que en la ciudad nortina fue remodelada en un tramo de 8,5 kilómetros la avenida Pedro Aguirre Cerda hace un par de años. El costo inicial del proyecto era de $12.000 millones, pero se empinó hasta los $19.000 millones luego de que la Intendencia lo modificara para incluir el soterramiento. Tras entregar las obras, pasó mucho tiempo antes que las empresas de telecomunicaciones se pusieran de acuerdo en cómo habilitar los poliductos.

Se puede

En Chile hay casos exitosos como el de Lo Barnechea, donde el 50% del cableado está bajo tierra. En este caso, el costo promedio que se maneja para un metro lineal es de $10 millones.

Si fuera posible extrapolar esa cifra a Chillán se tendría que para una cuadra (de unos 100 metros), se requerirían unos $1.000 millones, pero el caso es que hay muchos factores que influyen en el costo final. 

En Osorno realizaron una evaluación del tema presionados igualmente por la necesidad de retirar cableado en desuso y el resultado final derivó en que para soterrar todo el cableado de una cuadra se requieren $200 millones.

Desde la Seremi de Obras Públicas precisaron que es la Subsecretaría de Telecomunicaciones la indicada para abordar este tema, pero son las empresas las que deben financiar el recambio y dado que se trata de iniciativas muy onerosas no se ejecuta.

Frente a las dificultades técnicas, logísticas y financieras,  la Municipalidad de Chillán apuesta por “una estrategia colaborativa entre empresariado e instituciones públicas para lograr el equilibrio en razón de los altos costos que implica el soterrar”.

Legislación en espera

En materia legal el diputado Jorge Sabag revela que desde hace unos 10 años que está en tramitación una ley que  busca el soterramiento de cables. En la actualidad se encuentra en la Comisión de Transportes y Telecomunicaciones del Senado y apunta a que el tendido de cables sea regulado por los municipios.

Comentarios