Desarrollan “Escuela del Agua” en el Valle del Itata

Por: La Discusión Fotografía: Arauco 09:10 PM 2018-06-14

La meta es que más de 11 mil personas mejoren su calidad de vida entre 2015 y 2018 a través de esta línea de proyectos.

Arauco, Corma y el Centro de Educación y Tecnología CET, implementaron una “escuela para aprender” sobre el agua, como parte de un programa de formación de Monitores de Agua, iniciativa que ha permitido a 350 vecinos de siete comunas del Valle del Itata, en Ñuble, instruirse en técnicas relativamente simples para capturar agua y luego cosecharla, a través de obras de infraestructura y técnicas como la construcción de minitranques acumuladores de aguas lluvia, pozos y punteras, riego por goteo y abono de los suelos.

Este conocimiento impartido en la denominada “Escuela del Agua” del Valle del Itata es hoy una fuente de “aprender haciendo”. Los cientos de vecinos capacitados son formados por sus propios pares, pues son “alumnos” de una primera generación de 35 monitores que aceptaron el desafío de ser capacitados como profesores, con el fin de transferir el conocimiento a sus vecinos.

“Mingas” por el agua

Veinte de ellos se han adjudicado, mediante un fondo concursable, proyectos que les permiten enseñar lo aprendido en sus territorios, donde además luego han sido replicados por otros vecinos utilizando herramientas comunes o hechas especialmente, que se comparten y enseñan a usar en verdaderas “mingas” por el agua, transmitiendo colaborativamente conocimiento entre los vecinos.

“Estamos trabajando como empresa para contribuir a mejorar las condiciones de vida de las comunidades vecinas y para ello nos involucramos activamente en generar proyectos que agreguen valor. En este caso, buscamos facilitar el acceso al agua y para ello creamos este programa que cuenta con recursos económicos y el apoyo de expertos”, dice Francisco Oyarce, jefe de Desafío Agua de Arauco. La meta es seguir formando monitores (ya hay 133 vecinos interesados) y profundizar en las redes de contacto y el entrenamiento.

Holfira Inostroza lidera la junta de vecinos del sector Santa Carolina, de Quirihue, en el kilómetro 7 del camino a Cobquecura. Esta organización agrupa a 80 familias (320 habitantes), para quienes lo vivido estos años ha sido aprender y luego enseñar, tal como lo hace una escuela.

En un terreno de propiedad de la señora Holfira se instaló un minitranque de 13 mil litros de agua para enfrentar emergencias gracias al financiamiento de Arauco. Hoy ese espacio se está llenando gota a gota y Holfira ha enseñado a niños en colegios del sector y vecinos sobre las geomembranas (material que sirve de base del acopio), cómo hacer abonos, cosechar aguas lluvias, entre otras materias.

“Hoy con este programa tenemos una Escuela del Agua y ya no estamos tan desvalidos ante una emergencia. A donde voy predico y mi sueño es que más personas se interesen en conocer de estas materias para así proteger a las futuras generaciones”, comenta esta artesana y recolectora de frutos silvestres.

Uso más eficiente del agua

En estos proyectos ha sido esencial el trabajo conjunto con actores públicos locales, como las municipalidades, y expertos técnicos como los del CET de Yumbel. Patricio del Campo, miembro de Prodesal de la comuna de Coelemu y monitor de agua, destaca que desde hace años que trabaja como Prodesal y que a la fecha no había conocido un programa tan interesante y productivo como el de Monitores del Agua. “Aprendí distintas formas de acumular y captar agua, abonos orgánicos y ahora transmito estos conocimientos a mis grupos de agricultores. Lo que se ha hecho es realmente una Escuela del Agua, que está ayudando mucho a manejar técnicas diferentes para almacenar y hacer un uso más eficiente de este recurso”, expresó.

200 mil litros diarios de agua

Además de la línea de Monitores de Agua, la empresa cuenta con otras líneas de trabajo, todas enmarcadas en el Programa Desafío Agua. Para apoyar a comunidades organizadas existe la línea de Proyectos de Escala Local que apoya a los comités de Agua Potable Rural (APR), y en paralelo, cuenta con una línea de Grandes Proyectos que articula iniciativas que tienen impacto a nivel comunal.

Los proyectos de Escala Local han permitido que vecinos obtengan un suministro propio de 200 mil litros de agua diarios, equivalentes a 7.300 camiones aljibes anuales, que significarían un costo asociado cercano a los mil millones de pesos por año para las municipalidades.

Comentarios