Factores que podrían dejar para 2017 proyecto que crea Región de Ñuble

Por: Isabel Charlin 11:25 PM 2016-05-07

Durante la sesión del Senado del pasado 3 de mayo, el Ejecutivo retiró e hizo presente la urgencia calificándola de “simple”, al proyecto de ley que crea la Región de Ñuble. 

Como contraparte, le otorgó “suma urgencia” al proyecto de ley que regula el ejercicio del derecho a voto de los chilenos en el extranjero, el cual de inmediato fue puesto en tabla para la sesión del próximo miércoles 11 de mayo de la comisión de Gobierno Interior, Descentralización y Regionalización del Senado, la misma que debiera comenzar la discusión en particular de la iniciativa ñublensina, la cual está a la espera de que el Gobierno envíe las indicaciones.

Si bien la fecha tope se cumplió el pasado 18 de abril, el Ejecutivo solicitó un nuevo plazo: el 22 de abril.

Hasta la fecha, las enmiendas no han llegado, y si bien parlamentarios como el senador Felipe Harboe, ponen paños fríos diciendo que la iniciativa se encuentra dentro de los plazos legislativos, voces al interior del Gobierno advierten que el proyecto podría quedar para 2017, pues la prioridad legislativa del Ejecutivo en materia de descentralización está clara: sacar adelante la elección directa de intendentes, y así poder poner en práctica la normativa en las próximas elecciones de 2017.

Quien también advierte esta posibilidad de retraso es el diputado Jorge Sabag, quien junto a la bancada DC, le solicitó formalmente a la Presidenta Michelle Bachelet “acelerar y poner suma urgencia al proyecto que contempla la nueva Región de Ñuble, para que así se cumpla un anhelo de años para la provincia en cuestión”.

Si bien los plazos más optimistas siempre han contemplado que el proyecto esté listo en 2017 (primer trimestre), cobra sentido ahora, a la luz de la demora del Ejecutivo en presentar las indicaciones, que su promulgación ocurra durante el segundo semestre.

El escenario económico que vive el país sería uno de los frenos que tendría el Gobierno, ya que de acuerdo al informe de la Dirección de Presupuestos del Ministerio de Hacienda, la instalación de la nueva región costaría alrededor de $17 mil millones, presupuesto que incluso podría aumentar. 

Esto ha llevado a que se genere un amplio debate entre los parlamentarios, ya que algunos, como Jacqueline van Rysselberghe y Víctor Pérez, sostienen que la nueva unidad administrativa no necesita tres provincias, y que es viable con sólo dos.

Por otro lado, el presidente del comité Ñuble Región, Hérex Fuentes, sostiene que el Ejecutivo no cambiará su propuesta, “pues está basada en los estudios técnicos”.

Durante mayo, la organización ciudadana tiene programada una reunión con el ministro del Interior, Jorge Burgos, a quien le plantearán éste y otros temas, como la necesidad de empoderar a las regiones, y que Ñuble sea un ejemplo de ello.

Los “otros” proyectos de la comisión de gobierno
La comisión de Gobierno Interior del Senado está viendo, además del proyecto que crea la Región de Ñuble, iniciativas como los proyectos de reforma constitucional refundidos, en primer trámite constitucional, sobre elección popular del órgano ejecutivo del Gobierno Regional, Descentralización del Estado, Elección de intendentes mediante sufragio universal y reemplazo del intendente por un gobernador regional elegido directamente; el proyecto de ley, en primer trámite constitucional, que modifica la ley orgánica constitucional de municipalidades, con el fin de habilitar a los consejeros regionales para ser candidatos a alcalde o concejal; y el proyecto de ley, en segundo trámite constitucional, que modifica la ley orgánica constitucional de Municipalidades, y la ley que crea el Ministerio del Interior y Seguridad Pública, permitiendo la creación de los consejos comunales y los planes comunales de seguridad pública. 

Comentarios