Novillo alimentado con forraje hidropónico sorprende en día de campo

Por: José Luis Montes Fotografía: Archivo 10:30 PM 2016-05-07

Una veintena de agricultores participó este sábado en el Día de Campo del FAT-GTT Bovinos de Carne realizado en el predio San Luis, del agricultor Andrés Rueda, en la zona de San Carlos, donde se analizaron diferentes aspectos técnicos de la crianza y engorda de bovinos, aunque la sorpresa fue una degustación de carne de animales criados con forraje hidropónico, que es una de las experiencias que se han realizado dentro del programa.

El programa Fondo de Asistencia Técnica y Grupo de Transferencia Tecnológica, que es un instrumento de fomento Corfo, administrado por Codesser, es ejecutado por la empresa Sofoganvet, de los médico veterinarios Julio Allendes padre e hijo, que se viene realizado desde hace dos años con dos grupos de 15 productores dedicados, uno a crianza y otro a engorda de ganado bovino, a fin de mejorar sus explotaciones, que tiene una duración de tres años. Funciona con asesoría privada directa y con la lógica de los antiguos GTT.

En la jornada de este sábado se trataron temas de  crianza y engorda en otoño, con exposiciones de antiparasitarios a cargo de la profesional María Elisa Palma, del laboratorio Merial. Siguió con “Rebaño de Crianza y Engorda Simental-Angus Rojo, a cargo del dueño de Casa Andrés Rueda, y una exhibición de maquinaria agrícola a cargo de Copeval Parral, una degustación de carnes alimentadas con hidroforraje y una charla de análisis de costos de este proceso.

Forraje hidropónico
Dentro de las actividades del grupo, asociados a la firma local Fomape, que comercializa y asesora en la producción de forraje hidropónico, realizaron una experiencia de engorda de cinco novillos de procedencia Angus-Simental, que recibieron un 80% de su ración de este forraje, que influye en el gusto y textura de la carne, y parte de la carne faenada, se utilizó para una degustación.

El veterinario Julio Allendes hijo, señaló que una de las ventajas de la crianza con forraje hidropónico es la sanidad del ganado, ya que se cría en forma estabulada y tiene poco contacto con la tierra.

El proceso para obtener pasto de la semilla, que se cosecha como un rollo que incluye las semillas, en este caso de avena, y se trata de un alimento completo muy palatable para los animales.

Con este sistema se puede dar la curiosidad de ser ganadero en espacios muy pequeños, ya que el pasto se produce en contenedores de distinta capacidad, y los animales se crían a corral.

El proceso de la producción de pasto dura 8 días y consiste en remojo y adecuación de la semilla, pregerminación, y luego se produce en bandejas que cuentan con control de temperatura, riego e iluminación, lo que permite una producción óptima.

La carne obtenida con este proceso, está siendo objeto de análisis organolépticos y determinación de colesterol y otros cambios químicos que produce el pasto hidropónico en la carne, lo que permite obtener una carne diferenciada que va a un mercado de nichos. De partida, en la degustación quedó en claro que se trata de carne magra, que no tiene el sabor de la carne que comúnmente se come en Chillán.

Cabe señalar que esta solución para producir forraje hidropónico, hay en oferta equipos con un costo inicial de $15 millones para la producción de 100 kilogramos diarios y de $22 millones para producir 200 kilos al día.

La producción de forraje hidropónico es una industria en desarrollo en el mundo, que se adapta a situaciones complicadas como las del secano de Ñuble, donde no se cuenta con suficiente agua en verano y los campos están inundados en invierno. El forraje producido se puede utilizar como suplemento e incluso, como un alimento para la cría y engorda de ganado.

Comentarios