Reconcesión de la Ruta 5

Por: La Discusión Fotografía: Mauricio Ulloa 09:55 AM 2018-06-09

El año 2020 el Ministerio de Obras Públicas (MOP) deberá dar inicio a una nueva concesión de la Ruta 5 Sur, entre las comunas de Río Claro y Chillán, pero antes debe definir las características y estándares de la nueva vía que es estratégica para la Región de Ñuble, pues la conecta con el resto del país.

El contrato de concesión está próximo a llegar a su fin, por lo que el Estado, a través de la Coordinadora de Concesiones del Ministerio de Obras Públicas, debe elaborar las bases de licitación de lo que será su renovación, un proceso que debe ser participativo, de manera de incorporar la opinión del mayor número de actores, y que permita efectivamente elevar el estándar de esta carretera.

Es por ello que la relicitación constituye una gran oportunidad para los habitantes de la nueva región de superar las deficiencias de esta ruta, donde destacan, por ejemplo, las numerosas críticas a los bajos niveles de seguridad que ofrece en algunos sectores, la necesidad de incorporar más pasarelas peatonales o el indeseado efecto de encapsular algunas comunidades o desincentivar el ingreso a algunas ciudades. 

Hasta ahora lo claro es que se solicitarán tres pistas en el tramo, la reposición del peaje troncal Perquilauquén, el mejoramiento de la entrada norte a Chillán -con pistas adicionales de viraje y retorno y otras de aceleración y frenado- y otros dos nuevos accesos controlados a la ciudad, por Parque Lantaño y por el sector de Sepúlveda Bustos, en el área de Ultraestación, respectivamente. 

De la misma forma, otras comunas ribereñas a la Ruta 5 también han comenzado a presentar sus solicitudes. Además de pasarelas peatonales, atraviesos, paraderos, y mejoramientos de vías laterales ya existentes, ya se conocen requerimientos de obras de gran envergadura. San Nicolás pide un camino alternativo desde Cocharcas hasta pasado el peaje de acceso a Chillán, Ñiquén una caletera de 23 kilómetros y San Carlos -en la que es la propuesta más ambiciosa de todo el tramo que corresponde a la Región de Ñuble- solicita convertir la ruta N-31, que la une con San Fabián, en un camino de alto estándar que se conectaría con el corredor bioceánico que se concretaría a partir de la habilitación del paso fronterizo Las Ovejas. 

El MOP ya anunció que el primer semestre del próximo año llamará a licitación. Mientras tanto, ya contrató los estudios de ingeniería básica y territorial, donde uno de los elementos a considerar es el monto de los peajes en relación a las nuevas inversiones que deberá definir el MOP.

Éste es uno de los temas que más preocupan a los usuarios, que suelen apuntar sus críticas a la empresa concesionaria, pero lo cierto es que el principal responsable de los montos que se cobran a los conductores y del estándar de la concesión es el Estado, que es quien define las bases de licitación y los contratos. Por ello, ahora que el MOP trabaja en los estudios de ingeniería previos a la relicitación es cuando resulta fundamental que se considere la opinión de los ciudadanos y autoridades locales, considerando que la nueva concesión durará a lo menos 20 años.

Y si bien se trata de discusiones técnicas, esta vez, a diferencia de lo que ocurrió hace dos décadas, es clave que la comunidad sea consultada y no se cometan los errores en los contratos suscritos en la década de los noventa. Para evitar aquello, además del rol de los órganos fiscalizadores del Estado, la ciudadanía y sus representantes políticos deben estar atentos a este proceso.

Comentarios