Adjudicación de La Punilla a italiana Astaldi entra en su fase final

Por: Roberto Fernández Fotografía: Archivo 09:15 PM 2016-05-07

Expectación existe entre los regantes del río Ñuble por el proceso de adjudicación de la construcción del embalse La Punilla, en San Fabián, debido a que éste cumplirá en las próximas semanas su última etapa de visado al entrar a evaluación en Contraloría.

Según confirmó el seremi de Obras Públicas, René Carvajal, la adjudicación de la concesión a la empresa italiana Astaldi Concessioni S.R.L. Agencia en Chile superó la aprobación en el Ministerio de Hacienda. “Está en los trámites en los ministerios y todavía no entra a Contraloría”, informó.

Consultado sobre los tiempos que se manejan, expuso que debido a la complejidad de este contrato, pues plantea por primera vez una concesión de un embalse multipropósito en el país bajo la Ley de Concesiones, el tiempo que debiera tardar en Contraloría no debiese ser inferior a 60 días.

Sin embargo, fuentes del Gobierno aseguran que el proceso podría acelerarse, con el objetivo de que pueda anunciarse la conclusión del proceso en el mensaje de la Presidenta de la República al Congreso pleno el próximo 21 de mayo, un plazo que Carvajal duda que se cumpla: “lo veo difícil, no creo que esté sancionado antes del 21 de mayo”, manifestó.

El proceso
Como se recordará, el pasado 17 de diciembre Astaldi fue la única firma que presentó una oferta para adjudicarse el contrato de concesión para la construcción y operación del embalse. 

En cuanto a la oferta técnica, ésta cumplió con los requisitos establecidos en las bases de licitación, en tanto, el 14 de enero pasado se conoció la oferta económica, que corresponde al tramo C definido por el MOP, es decir, un plazo de concesión de 45 años, así como la del subsidio estatal máximo considerado, esto es, 231 millones de dólares, lo que corresponde a un 46% del valor total del proyecto, que bordeará los 500 millones de dólares.

Tras conocerse este resultado, los pasos siguientes fueron la comunicación formal al titular del MOP, Alberto Undurraga, al oferente y luego redactar el Decreto Supremo, documento que fue aprobado por Hacienda y que debe ser sometido a toma de razón por parte de la Contraloría General de la República para que sea firmado por la Presidenta de la República. 

Según el coordinador de Concesiones del MOP, Eduardo Abedrapo, este proceso puede demorar, al menos, tres meses, sin embargo, ya han pasado casi cuatro meses y aún resta la fase final en Contraloría.

Ejecución
Carvajal anticipó que una vez visada la adjudicación por Contraloría, se procederá a firmar el contrato de concesión respectivo con Astaldi, lo que podría ocurrir a fines del primer semestre, tras lo cual comenzará la confección de estudios clave, como la ingeniería de detalle, que debe ser aprobada por el MOP.

El desarrollo de estos estudios, precisó el seremi del MOP, puede tardar unos 12 meses, razón por la cual se afirma que a fines de 2017 o principios de 2018 se podría comenzar con las obras en San Fabián.

El proyecto
El embalse La Punilla tendrá una capacidad de almacenamiento de 600 millones de metros cúbicos de agua, para lo cual se inundarán cerca de 1.700 hectáreas.

El muro de la presa tendrá 136,5 metros de altura y se ubicará 30 kilómetros aguas arriba de la localidad de San Fabián.

El futuro embalse permitirá mejorar la seguridad de riego de las actuales 60 mil hectáreas cultivadas por los usuarios que integran la Junta de Vigilancia del Río Ñuble y la incorporación de 10 mil nuevas hectáreas, para posibilitar el riego a un total de unas 70 mil hectáreas con un 85% de seguridad de riego. El área beneficiada por el proyecto de riego abarca las comunas de San Carlos, Chillán, Ñiquén, San Nicolás y Coihueco.

Astaldi
El grupo Astaldi, de capitales italianos, ha ejecutado proyectos en más de 40 países.

En Chile, destaca su participación en obras concesionadas, como las cárceles de Alto Hospicio, La Serena y Rancagua; el Hospital Clínico Metropolitano Occidente en Cerro Navia; y la nueva concesión del aeropuerto de Santiago.

En el rubro hidráulico y de energía, tiene también una vasta experiencia en distintos países, incluyendo presas, plantas hidroeléctricas, acueductos, oleoductos, gasoductos y plantas de tratamiento.

Astaldi es el contratista 18 en el mundo en el sector de abastecimiento de agua y mantiene la cuarta posición en lo relativo a obras hidráulicas. Sus trabajos más recientes incluyen la hidroeléctrica Pont Ventoux en Val di Susa que se construye completamente bajo tierra.

De hecho, participó en la construcción de la presa El Chaparral, en El Salvador; en la central Huanza, en Perú; y actualmente participa en la construcción de la central hidroeléctrica de embalse Cerro del Águila, en Perú, que será la segunda mayor hidroeléctrica del país, con una potencia de 510 MW y una inversión de US$910 millones.

También es parte del consorcio que construirá la primera etapa del megaproyecto hidroenergético y de irrigación Alto Piura, en Perú.

En Chile, participó junto a Pacific Hydro en la construcción de la central hidroeléctrica de pasada Chacayes (111 MW), en el valle del Alto Cachapoal (Región de O’Higgins), inaugurada en octubre de 2011 y que representó una inversión de US$450 millones.
 
Obra emblemática
Según el ministro de Obras Públicas, Alberto Undurraga, “ésta es una obra muy importante para el sistema de concesiones en el país, ya que abre este modelo a la construcción de nuevas infraestructuras. En el caso del embalse La Punilla se trata de un embalse multipropósito que, además de mejorar la capacidad de almacenamiento y riego, permitirá aumentar la capacidad de generación de energía hidroeléctrica”.

Asimismo, explicó que la construcción de este embalse permitirá “cuadruplicar la rentabilidad de los terrenos, se generará más trabajo y estabilidad en la zona. Pero durante su etapa de construcción, que se extenderá por cerca de cinco años, se van a generar alrededor de dos mil puestos de trabajo promedio anual, lo que demuestra que éste es un proyecto altamente virtuoso”.

Es por esta razón que la Junta de Vigilancia del Río Ñuble hoy alaba los pasos que se han dado en este proceso.

“Con el Punilla a todo el mundo le va a cambiar al vida. Vamos a tener trabajo, vamos a tener rentabilidad de la tierra que es lo que necesitamos, sobre todo, para la sobrevivencia del 70% de los agricultores que hoy tiene menos de 12 hectáreas”, puntualizó Margarita Letelier, presidenta de la organización.

Comentarios