Máxima seguridad en el Nelson Oyarzún

Por: Sergio Bustos Fotografía: Gobernación de Ñuble 09:30 PM 2018-06-08

Hace mucho que el Estadio Nelson Oyarzún no acogía un partido de alta convocatoria. Es por ello que las autoridades gubernamentales y policiales vienen desde hace varias semanas coordinando la logística de seguridad que será desplegada para el duelo entre Ñublense y Colo Colo, este sábado desde las 15.00 horas. 

El club contrató más de 100 guardias privados y cuatro supervisores que complementarán la vigilancia preventiva de Carabineros, que reforzará el interior y los perímetros cercanos al recinto deportivo con un fuerte contingente que incluirá refuerzos provenientes de Talcahuano, Concepción y Los Ángeles. El número total de policías uniformados que resguardarán el evento deportivo se mantuvo en reserva, aunque sí se entregó información general del dispositivo que se implementará durante antes, durante y después del encuentro. 

Este jueves personal de la Gobernación de Ñuble, Carabineros y representantes de Estadio Seguro realizaron una visita inspectiva al reducto chillanejo y fue la gobernadora de Ñuble, Paola Becker, quien entregó detalles de esta última instancia de observación conjunta. 

“Estamos tomando los últimos conocimientos de las medidas de seguridad coordinadas por la comisión conformada por el municipio, Carabineros, el club y Estadio Seguro. Analizado todo eso, podemos señalar que el aforo será de 9.500 personas, vale decir, casi un 80% de las butacas que tiene el estadio. Además el club dispondrá de 120 guardias y Carabineros reforzará su contingente de Fuerzas Especiales”, puntualizó Becker. 

El mayor de Carabineros, José Freire, agregó que conforme a la planificación de los servicios policiales se informará este viernes a través de los medios de comunicación, los cortes de tránsito que se efectuarán para permitir un acceso más fluido de los hinchas al estadio. 

“El día del partido, conforme a la contingencia que tengamos y con la finalidad de no provocar un trastorno, una vez que sea necesario se van a realizar (las interrupciones viales) en el perímetro del estadio. Al tratarse de un partido categoría A, está prohibido el expendio de bebidas alcohólicas y mañana  se notificará a los locatarios que tengan esta venta”. 

Respecto a la vigilancia a los hinchas albos de otras regiones que habitualmente llegan un día antes, Freire adelantó que existe un equipo de trabajo para abordar esa situación y que a contar de las 06.00 horas del sábado se dispondrá de “filtros” en los accesos al estadio, para evitar choques entre barristas, “principalmente a la barra de Colo Colo, que viene de Santiago, que será escoltada por personal de Fuerzas Especiales”. 

Freire agregó que en los “filtros se procederá al registro de las personas para verificar quienes están con alguna orden de detención pendiente, y también con la finalidad de impedir que ingresen con objetos que no están permitidos al interior del estadio”. 

Las puertas del recinto se abrirán a partir del mediodía, tres horas antes del inicio del encuentro. La barra de los albos ingresará por el sector sur de estacionamientos, localización en donde se realizará una última inspección. La barra roja ingresa por el sector norte. 

 

Comentarios