El esfuerzo detrás de las medallas de los chillanejos

Por: Roberto Fernández Fotografía: LA DISCUSIÓN 10:10 PM 2018-06-06

El círculo íntimo de Navea se queja de la falta de apoyo que sufrió el takwondista.

“Vi mucha injusticia, porque Sebastián siempre luchó de manera profesional para ser seleccionado y nunca se le valoró. Nunca tuvo el apoyo que merecía, siempre fue su padre el que financió casi todo  y ahora que gana medalla de oro recién se acerca cierta gente”.

El testimonio, cargado de impotencia, pero también de orgullo, pertenece a Daniel Godoy, entrenador y forjador del taekwondista chillanejo medalla de oro en los Juegos Odesur, Sebastián Navea.

El formador de la Academia “Guerreros Sepul”, cuna de Navea, revela el incansable y silencioso esfuerzo que hizo el alumno de Educación Física de la UBB, que tuvo que bajar 10 kilos para competir en la categoría -58 kilos.

“Sebastián por años luchó para esto con su padre y muchas veces me levantó a mí con su espíritu guerrero para seguir adelante”, acota Godoy, quien espera que ahora su pupilo, con su nuevo estatus, tenga más tranquilidad para desarrollar su carrera con los recursos que le llegarán con la beca Proddar.

“Desde los 10 años vi luchar a mi hijo para esto, nunca tuvo apoyo de la empresa privada, pero ahora con esta medalla podrá consolidar su carrera ya que tendrá la beca Proddar. Él tiene muchos objetivos que alcanzar, pero me duele que cuando necesitó ayuda, la empresa y las autoridades no lo hayan valorado como seleccionado chileno”, asegura su padre, Hugo Navea.

Al “Gigante” no le alcanza

Navea no fue el único chillanejo que luchó años para ser campeón sudamericano. 

El tenista Tomás Barrios también debió proyectar su carrera afirmado en la billetera de su padre, Marcelo, quien advierte que ha financiado gran parte de la carrera de su hijo con recursos propios, aunque en el camino pudo amortiguar algunos gastos con la beca que ganó tras ser medalla de oro en dobles el año pasado en los Juegos Bolivarianos. Con la presea dorada en los Juegos Odesur tendrá más recursos disponibles, porque ingresará al selecto grupo de los beneficiarios de la beca Proddar.  Eso, sumado a los recursos que le aporta su principal sponsor, Iansa de Chillán, ayuda. Pero Barrios aclara que “no alcanza aún para autofinanciarnos. Si bien ayuda esta beca Proddar, que significará tener el doble de ingresos que los que tenía por los Juegos Bolivarianos, no alcanza, por eso ahora estamos buscando un nuevo sponsor en Chillán”.

Katherine: a puro “ñeque”

En tanto Katherine Landeros, que en rigor, aclara para evitar confusiones, fue quinta en los Juegos Odesur, pero medalla de plata en un torneo paralelo sudamericano, también se las batió sola.

“Yo comencé en la Universidad del Bío-Bío con este deporte, ahí conocí esta disciplina. Fui becada como deportista de proyección en UBB. En ese entonces nunca recibí ningún apoyo de ninguna entidad. Pero hoy tampoco tengo ningún apoyo económico, tengo algunos auspiciadores como el Centro de Kinesiología Mr. Kine, nutricionista (Juan Pablo Morales) y el gimnasio en donde me permiten entrenar   (Strong mind box). Todos ellos me atienden gratuitamente, lo cual es un alivio para mi bolsillo y el de mi familia”, detalla Katherine, quien recalca: “gané medalla de plata en el Sudamericano Específico, que no es lo mismo que los Odesur, pero se aprovechó de premiar también el torneo sudamericano de levantamiento de pesas”.

“¿Que hay detrás de este éxito deportivo en el más alto nivel de nuestro continente?”, se pregunta Pedro Catalán, profesor de educación física de la UBB y entrenador de atletismo.

“Fundamentalmente sacrificio personal y familiar. Padres que invirtieron recursos que van más allá, en muchos casos, de sus posibilidades, sacrificio y esfuerzo personal del deportista. Tiempo y esfuerzo no retribuido en la medida de la calidad de lo que produce del entrenador y equipo técnico detrás de ellos. ¿Y las instituciones? Gobierno, municipalidades,  empresa privada... Quizás solo Tomás Barrios, en su momento, recibió aportes municipales, siempre exiguos”, precisa.

Comentarios