Temen que el desastre de Chiloé se repita en Ñuble

Por: Jorge Chávez 04:10 PM 2016-05-07

Tras el grave problema ambiental y ecológico que está ocurriendo en Chiloé, el cual obligó a las autoridades de Gobierno decretar Estado de Catástrofe en todo el sector costero de la Región de Los Lagos el pasado 29 de abril, la preocupación a nivel provincial se hizo latente por lo que eventualmente también podría ocurrir en el mar de Ñuble, con la ejecución de 11 proyectos acuícolas y salmoneros en las comunas de Cobquecura, Trehuaco y Coelemu, además de uno en Tomé.

Si bien las autoridades de Gobierno han explicado que el problema ecológico se debe directamente a la presencia de la marea roja, pescadores y habitantes de la zona afectada advierten que el impacto negativo determinante fue causado por la industria salmonera.

Los lugareños argumentan que luego de la muerte de millones de especies a inicios de marzo, las empresas del rubro obtuvieron el permiso de arrojar 39 toneladas de salmones muertos a 75 millas de la costa, lo que a su entender contaminó el mar debido a que con el producto se desechó material químico y amoníaco en grandes cantidades.

La muerte de fauna marina como mariscos, peces e incluso aves, de acuerdo a los pescadores y habitantes chilotes, no responde a los efectos de la marea roja, puesto que es conocido que ésta solo se aloja en las especies bivalvas, pero no les causa la muerte.

Contaminación
El Ñuble la empresa Inversiones  Pelícano S.A. presentó un total de 11 proyectos acuícolas, entre ellos salmoneros, los cuales pretender desarrollar en las comunas de la costa ñublensina.

Al respecto, la agrupación ciudadana Todos Somos Cobquecura, al mismo tiempo de lamentar lo que viene ocurriendo en el sur del país, asegura que desde que empezaron a funcionar las salmoneras han producido más impacto negativo que beneficios.

Sobre la eventual llegada de las iniciativas privadas a Cobquecura, Trehuaco y Coelemu, el colectivo sostiene que los dueños del proyecto no han sabido aclarar sobre cómo mitigarán el impacto ambiental en el mar de Ñuble.

“Nos parece increíble que la cobertura de esta funesta realidad se esté tratando superficialmente y no haya una investigación más profunda, respecto de las reales causas de esta tragedia, cuyas proporciones no se han dimensionado en su real magnitud. Simplemente hay un desastre ambiental y descaradamente responsabilizan a una marea roja. Respecto a los proyectos en Ñuble, la empresa manifiesta que las corrientes y el oleaje impedirían que se contamine el fondo marino de esa área con fecas y alimentos, pero no asumen que pueden contaminar una zona más extensa y que las corrientes y oleaje pondrán en peligro la seguridad de las instalaciones y que una fuga de salmones puede ser devastadora para otras especies nativas”, advierte la Organización No Gubernamental.

Preocupación
La presidenta de la ONG AquaGaia, Trinidad García, explicó que está demostrado que los insumos utilizados para la producción de salmones son elementos altamente contaminantes de los cuerpos de agua y del lecho marino en donde se desarrolla el proyecto.

Trinidad se mostró preocupada por la eventual llegada de estas iniciativas y advirtió serios perjuicios en la costa ñublensina si se concretan. “Hay una población de delfines chilenos, especie endémica, que no existen en otras partes del mundo, que habitan cerca de la localidad de Mela y son residentes de ese espacio. Un investigador hizo un estudio en la Región de Aysén y encontró delfines chilenos con lesiones cutáneas a causa de un antibiótico que es utilizado por las salmoneras; es de esperar que si se pone una jaula, los depredadores como el delfín no va a pasar desapercibido. A mí lo que me impacta muchísimo es el hecho de que se traiga una iniciativa como esta a una zona donde se encuentra la colonia reproductiva más grande de lobos marinos del centro de Chile”, comentó.

Sin espacios para salmoneras
Para el senador del MAS, Alejandro Navarro, se hace evidente que gran parte de la catástrofe que ocurre en Chiloé se debe especialmente a las malas prácticas de la industria salmonera, por lo que reiteró que tales proyectos no tienen cabida en la Provincia de Ñuble ni en la región.

“La mortandad de los salmones y los productos que usaron para deshacerse de ellos afectó a los bivalvos; si bien es una investigación que está en curso, no se puede descartar que no exista una relación directa con lo que está pasando en Chiloé. A la luz de todo esto, no he comprendido cuáles son las ventajas para la Provincia de Ñuble el desarrollo de estos proyectos. Dado los hechos que se están viendo en el sur, deben desestimarse y por lo menos yo gestionaré para que no se desarrollen y se busque alternativas como criaderos en tierra con agua de mar por ejemplo”, recalcó el parlamentario.

No se pronuncian
A pesar de que LA DISCUSIÓN se comunicó con la empresa Inversiones Pelícano S.A. para recoger sus comentarios sobre la inquietud local sobre su eventual presencia en las costas de Ñuble, la firma se excusó de dar declaraciones a la prensa.

Comentarios