Intendente y polémica carta del PS: “Yo no tengo un control de nadie”

Por: Natalia Rocuant Fotografía: Mauricio Ulloa 03:50 PM 2016-05-07

En el marco de una visita a las obras de construcción del Servicio de Atención Primaria de Urgencia de Alta Resolución (SAR) del Cesfam Violeta Parra de Chillán, el intendente de la Región del Bío Bío, Rodrigo Díaz, arribó a la capital ñublensina.

En conversación con LA DISCUSIÓN se refirió a diferentes temas de contingencia, como las manifestaciones de vecinos y cuatro alcaldes de Ñuble en contra de los proyectos acuícolas que se pretenden instalar en Cobquecura.

Sobre la oposición cerrada que existe en Ñuble en torno a esas inversiones, el intendente manifestó que “ha surgido un grado de oposición que está congregando a la zona norte de la región, particularmente entre Coelemu y Cobquecura, y lo que ha ocurrido es un ejercicio al derecho a manifestación y es uno más de los momentos en que se ha sometido a consideración de la opinión pública las desavenencias que tienen respecto de ese proyecto. Como corresponde en una democracia, esa manifestación ha ocurrido con estricto apego al ordenamiento jurídico, al estado de derecho, y mientras eso ocurre, nosotros tenemos que respetarla.

- También hay rechazo sobre proyectos eléctricos como  HidroÑuble, el embalse Punilla y la Central El Campesino...
-La verdad es que el deber de la autoridad es no dejarse llevar por personas que puedan estar a favor o en contra de un proyecto, sino que analizar en su mérito cada una de las iniciativas y, de acuerdo a lo que la evaluación técnica resuelva, poder aprobar o rechazar cada una de ellas. Nuestra intención es siempre buscar las condiciones más objetivas posibles para que se desarrollen iniciativas productivas que den trabajo, y que se equilibre el derecho a generar éstas con el derecho que tenemos las personas de vivir en un ambiente libre de contaminación.

PDA local
Respecto al Plan de Descontaminación Ambiental (PDA) que rige en las comunas de Chillán y Chillán Viejo desde el pasado 28 de marzo, la autoridad aseguró que se trata de un trabajo a largo plazo el que se requiere y que no debe ser interrumpido.

Consultado acerca de si el PDA cuenta con los recursos necesarios para la ejecución, tomando en cuenta la postergación del programa de recambio de estufas, Díaz obvió el tema del presupuesto. “Más allá de si algún tipo de medidas que está contemplada se difiere dos o tres meses más, el contexto del plan, medido en horizonte de tiempo para el cual ha sido construido, que es del orden de una década, está marchando como corresponde. Por lo tanto, insistiría en que la población de Ñuble debe saber que es un trabajo que se está tomando con toda la seriedad que corresponde”, manifestó.

En la arena más política, se refirió a una polémica carta redactada por la dirección regional del Partido Socialista y dirigida a la Mesa Nacional del conglomerado presidido por Isabel Allende, en la cual la Intendencia y la máxima autoridad regional son mencionadas. En la misiva se deja en evidencia una clara tensión entre el PS regional y el senador Felipe Harboe (PPD), y se explicita una “excesiva influencia, impropia e inaceptable, del senador en las decisiones que se adoptan en la Intendencia (...) se agrava aún más con la anuencia tácita del intendente al estar cooptado por el senador a propósito de una supuesta influencia de éste en La Moneda”.

El intendente Rodrigo Díaz manifestó desconocimiento absoluto de la carta y descartó influencias del parlamentario. “No conozco esa carta y, en segundo lugar, yo no tengo un control de nadie. Tengo una dependencia que es de la Presidenta, me corresponde representarla. Trabajo muy coordinadamente con el senador Felipe Harboe, con el senador Alejandro Navarro, también con los senadores Van Rysselberghe y Pérez, que son de oposición”, manifestó.

La primera autoridad del Bío Bío agregó su labor “es generar un clima de diálogo constructivo para esta región, porque mi convicción más absoluta es que para poder desarrollar las soluciones que quiere la región necesitamos aumentar los niveles de capital social, es decir, aumentar los niveles de cooperación, de confianza y reciprocidad. Eso es algo que se requiere para poder aprovechar las ventajas que tenemos para generar trabajo y desarrollo en nuestra región”.

Comentarios