Niña de 10 meses murió en accidente ocurrido en la Población Mardones

Por: Felipe Ahumada Fotografía: Fernando Villa 10:20 PM 2016-05-06

La tensión estaba puesta en una pequeña manta que cubría a una persona en la esquina de la calle Caupolicán con Galvarino, en la Población Mardones, al sur oriente de Chillán.

Un Chevrolet Corsa gris, destruido y volcado a un costado de la vereda y una micro azul de la Línea 4, de recorrido Río Viejo-Iansa, le daban contexto al accidente que dejó a una lactante fallecida, aguardando bajo esa pequeña manta la llegada del Servicio Médico Legal.

Los otros cuatro ocupantes del Chevrolet en el que también iba la niña de solo 10 meses de edad, debieron ser trasladados con lesiones graves al Hospital Herminda Martín.

Las personas que se acercaron a ver el operativo que desarrollaban carabineros, bomberos y el Samu, comentaba entre sí sobre lo peligroso de esa arteria. Algunos pedían lomos de toro, otros se quejaban de la velocidad temeraria de los micreros e incluso alguien sugirió que el chofer de la micro venía hablando por celular y otros lo negaban.

Pero todo el hiperkinético movimiento de los rescatistas y los vehículos averiados que quedaron junto a un árbol derrivado por el impacto estaban en torno al elemento que preliminarmente le daría una explicación técnica y objetivo al porqué del accidente: un disco Ceda el Paso.

La señalética estaba totalmente visible en dirección hacia quienes transitan por calle Caupolicán, es decir la arteria por la que circulaba el vehículo particular, conducido por César Enrique Muñoz Muñoz, de 39 años y quien tiene domicilio en el sector de Río Viejo.

Respecto al chofer de la micro, Patricio Zenteno Fariña, de 47 años, solo se certificó por parte de carabineros de la Subcomisaría Huambalí, que éste cumplía con su recorrido habitual, “e incluso andaba con pasajeros, algunos de ellos resultaron con lesiones por lo que también fueron trasladados a Urgencias para que se haga la evaluación de su gravedad”, explicó en el lugar, el capitán Christian Vargas, jefe de la Subcomisaría.

La pequeña víctima fue identificada como I.P.P.M., mientras que otros dos pasajeros del Chevrolet llegaron al hospital con el diagnóstico de pacientes con riesgo vital, y los otros dos habrían sufrido contusiones y fracturas, pero nada que compremetiera su vida.

El total de los pasajeros de la micro que debieron ser evaluados médicamente fueron seis, pero todos dados de alta minutos después.

Si bien se detuvo al chofer de la micro para que prestara declaración y fuera a realizarse la alcoholemia de rigor, cumplido ambos trámites fue puesto en libertad ya que, al menos en forma preliminar, no tendría mayor responsabilidad en lo sucedido.

De todas formas para constatar lo anterior o descartarlo se envió al personal de la SIAT de Carabineros Ñuble a realizar las investigaciones técnicas del accidente.

Vecinos piden seguridad
Más allá de las acusaciones, no siempre acertadas, de quienes especulaban las causas del accidente ocurrido este viernes cerca de las 16 horas, los vecinos sí decían que los accidentes son comunes en el sector por el exceso de velocidad con el que se cruza la avenida.

“Hay señaléticas, hay lomos de toro cuadra por medio, pero acá nadie respeta nada, la semana pasada no más casi atropellan a una niñita, los choques se dan siempre, ya no sé qué se puede hacer”, se quejaba Marina Acevedo, de calle Limarí en Río Viejo.

Comentarios