Chillanejos y sancarlinos son los más endeudados de Ñuble

Por: Roberto Fernández Fotografía: Agencia UNO 10:00 AM 2018-06-02

Un 7% en 12 meses aumentó la mora promedio de los habitantes de la región, reveló el Informe de Morosidad región del Biobío USS Equifax.

Según el estudio, presentado el pasado viernes en Concepción por el decano de la Facultad de Economía y Negocios (FEN) de la Universidad San Sebastián (USS), Francisco Javier Labbé; Biobío registró 520.694 morosos con una mora promedio de $1.341.077, cifra 7% superior al promedio registrado en marzo de 2017.

En la nueva región de Ñuble, la mora promedio más alta se observa en Chillán, con $1.431.942; seguida por San Carlos, con $1.338.240; y en tercer lugar, por Ñiquén, con $1.216.336. Y más atrás de ubican San Fabián y Pemuco.

A nivel nacional, la morosidad promedio es de $1.590.067, con un aumento de 8,6% en 12 meses, mientras que las tres regiones con mayor mora promedio son: Antofagasta ($2.141.422), Tarapacá ($1.808.829) y Metropolitana ($1.804.755).

El informe, elaborado trimestralmente por la FEN con información entregada por Equifax y Mapcity, reveló también que la mayor cantidad de morosos tiene deudas en el retail (44%), seguido por la banca (25%); sin embargo, respecto del monto total de mora, los mayores va- lores se encuentran en la banca (57%), mientras que en el retail se concentra el 25%.

También se observa que la mora promedio de hombres en la región ($1.801.485) duplica a la de mujeres ($921.955); y por  otro lado, que los grupos etarios de 30-44 años ($1.543.578) y de 45-59 años ($1.562.068) presentan los montos más altos, lo que dice relación con los niveles de ingresos de esos segmentos.

Factores

Labbé planteó que el comportamiento de la morosidad en la zona está en línea con lo observado a nivel nacional, e hizo hincapié en la precarización del empleo como un factor clave, citando como ejemplo el crecimiento de los empleos por cuenta propia, que en Ñuble representan el 21,9% de los ocupados.

“Parte importante del endeudamiento y de la mora, proba- blemente está estrechamente relacionada con el incremento del desempleo, entendiendo por desempleo no solo lo que mide el INE en su encuesta, sino también parte importante del crecimiento del empleo por cuenta propia”, afirmó el decano.

El caso de Chillán es revelador, pues su tasa de desempleo llegó a 9,9% en el trimestre febrero-abril, según el INE, vale decir 1,1 puntos superior al registrado en igual periodo del año pasado.

Expectativas e ingresos

Por su parte, el investigador y director del Centro de Estudios de la Realidad Regional (CERR), Renato Segura, afirmó que “los hogares se endeudan a cuenta de sus ingresos futuros. La morosidad se genera por un cambio desfavorable de los ingresos esperados. Por lo general, los ciclos económicos a la baja en la tasa de crecimiento desencadenan este fenómeno, que es lo que ha estado ocurriendo en Chile durante los últimos años”.

La caída de los ingresos de las familias asoma como un factor clave, según el profesional. “Frente a ello, más integrantes del hogar salen a buscar ingresos. Como en el mercado laboral persisten los efectos del menor dinamismo de la actividad eco- nómica, los empleos que surgen son precarios o se ejerce presión sobre la tasa de desempleo”.

Respecto de las razones, la encuesta de percepciones económicas de Corbiobío ha mostrado sistemáticamente que el endeudamiento obedece a re- solver necesidades básicas y por el surgimiento de emergencias, lo que según el economista de la corporación, Ariel Yévenes, “revela que la generación de ingresos actuales en la economía regional apenas alcanzaría a satisfacer porciones de necesidades vitales de las familias”.

Comentarios