Proyecto GORE de recambio de estufas lleva un año sin definirse

Por: Jorge Chávez Fotografía: Mauricio Ulloa Ganz 08:25 PM 2018-05-29

Este mes se cumple exactamente un año desde que la Secretaría Regional del Ministerio del Medio Ambiente, liderada por Richard Vargas hasta la segunda semana de marzo pasado, enviara un ambicioso proyecto al Gobierno Regional (GORE), con el objetivo de masificar el programa de recambio de calefactores para las comunas de Chillán y Chillán Viejo.

La iniciativa promovida por la entonces autoridad regional apuntaba a conseguir recursos del Fondo Nacional de Desarrollo Regional (FNDR) del orden de los $3.500 millones, dinero suficiente como  para adquirir al menos 4.000 modernas estufas, las cuales permitirían impulsar de manera importante a una de las dos medidas estructurales del Plan de Descontaminación Atmosférica (PDA) intercomunal. De hecho, los cálculos oficiales preliminares hablaban de que se podría garantizar el recambio de equipos de a lo menos dos años.

Al asumir su cargo el 20 de marzo último, el seremi del Medio Ambiente, Mario Delannays, ratificó que la iniciativa se mantenía como una alternativa esencial de su despacho y era vista como posible fuente de recursos frescos; incluso a fines de abril pasado confirmó que estaba coordinando detalles del caso junto al intendente Jorge Ulloa. Sin embargo, hasta la fecha el millonario proyecto no ha avanzado hacia etapas decisivas de aprobación.

Poco impacto

Una lenta ejecución ha tenido el programa de recambio de calefactores en Chillán y Chillán Viejo, contemplado en el documento con el que se pretende disminuir la polución por humo de leña en un 59% en el plazo de 10 años.

Si bien el texto de descontaminación, vigente desde el 28 de marzo del 2016, considera la chatarrización de 20 mil aparatos, hasta la fecha solo se han entregado 895 unidades, quedando de plazo solo seis años para cumplirse la política, toda vez que el PDA solo entrega ocho como tope máximo, los que en rigor culminan el año 2024.

La escasez de financiamiento ha sido uno de los principales problemas que respondería a la poca resolución de la política ambiental, lo que obligó a la cartera regional del Medio Ambiente buscar financiamiento fuera de su unidad sectorial.

El consejero regional por Ñuble, Arnoldo Jiménez, explicó que la iniciativa de recambio de estufas propuesta no fue priorizada por el GORE, razón por la cual no ha sido materia de discusión en las comisiones de trabajo.

A juicio del militante del  PPD, es probable que aún se estén subsanando observaciones técnicas; no obstante, comentó que el tiempo que ha transcurrido es demasiado.

“Los proyectos tienen sus ciclos y muchas veces el sistema público tiene un tema engorroso que impide que avancen las aprobaciones técnicas(...) Me parece que ha tomado bastante tiempo, pero no ha llegado hasta la mesa del consejo para su evaluación. El titular del proyecto tiene que sacar todas las observaciones que les formule el Ministerio de Desarrollo Social, pero también hay otros mecanismos técnicos que hacen observaciones”, sostuvo.

Arnoldo Jiménez enfatizó que se está evidenciando un verdadero “cuello de botella” que está impidiendo que avance a buen puerto el millonario plan ambiental para Chillán y Chillán Viejo. Pese a ello, descartó que se trate de un mecanismo que apunte a negarle financiamiento a la intercomuna debido a la pronta instalación oficial  de la Región de Ñuble.

La autoridad regional afirmó que le dará seguimiento al caso y que pedirá información sobre por qué aún no se define la solicitud.

El core UDI, Jezer Sepúlveda, opinó que es posible que haya escasez monetaria al interior del gobierno regional, inconveniente que podría estar torpedeando y atrasando la causa local.

“El jueves voy a reunirme con el intendente para hablar directamente con él y conocer detalles del tema”, acotó Jezer Sepúlveda, reiterando que no necesariamente se tendría que esperar a que Ñuble sea región para disponer de los recursos.

Apoyo

A pesar de que con la iniciativa se está solicitando un millonario financiamiento orientado exclusivamente para dos comunas de Ñuble, los consejeros de las provincias de Concepción y Bío Bío aseguran que la apoyarán si es que el intendente le da urgencia.

“La voluntad política se mantiene y nuestra relación con Ñuble no se acaba en septiembre; muy probablemente aquellos proyectos de arrastre van a seguir siendo analizados, en eso tenemos un acuerdo con el jefe de la bancada de Renovación Nacional, Javier Ávila, de darle continuidad a aquellos que partan en Bío Bío y que culminen su ejecución de obras en Ñuble, tanto para este como para otros proyectos(...). De modo que queda en manos del GORE, Desarrollo Social y la Seremi de Medio Ambiente ver que la iniciativa no tenga observaciones técnicas para que los consejeros lo votemos en sala”, mencionó el consejero UDI por Concepción, Luis Santibáñez.

Por su parte la core DC,  Teresa Stark, representante del Bío Bío, recalcó que basta que el intendente declare admisible el proyecto y lo envíe al Consejo Regional para que sea discutido en las comisiones, por lo que apunta a que está en la mesa de la máxima autoridad regional el que se le dé urgencia o no en los próximos tres meses que le quedan a Ñuble como provincia.

“Si el intendente lo prioriza nosotros no tenemos problemas en apoyar este proyecto”, sentenció.

Pese a que desde el pasado lunes LA DISCUSIÓN viene solicitando al GORE información sobre el actual estado del proyecto de recambio de estufas, el órgano no se pronunció al respecto.

Comentarios