Se intensifica toma de vías en Chiloé en medio de negociación

Por: Agencias Fotografía: Agencia Uno 09:35 PM 2016-05-05

Los pescadores artesanales radicalizaron su movilización en rechazo a las medidas del Gobierno para hacer frente a la crisis que se vive a raíz de la contaminación de los recursos marinos en Chiloé. 

En medio de un recrudecimiento del movimiento de los trabajadores afectados por la marea roja, representantes del sector y el Gobierno se sentaron en una mesa de diálogo en Puerto Montt. Sin embargo, un par de horas después, los pescadores denunciaron una escasa voluntad de la autoridad para resolver la crisis. 

“Seguimos con la toma de caminos, pero hicimos un gesto de dejar pasar por media hora a los vehículos, para que vieran que nosotros estamos dispuestos a ceder, pero no en las demandas. Si no hay solución seguiremos con la toma y seguiremos manifestándonos, porque la gente de la comuna de Maullín, que depende en un 90 por ciento de la pesca artesanal, está pasando hambre”, reclamó   Osvaldo Agurto, representante de los trabajadores quien  acusó que el ministro de Economía, Luis Felipe Céspedes “no tiene voluntad de trabajar con los pescadores, está trabajando con una lista acotada de dirigentes regionales”.

Los bloqueos empezaron a provocar el desabastecimiento de algunos productos básicos y de combustible en la isla de Chiloé, habitada por unas 170.000 personas, en su mayoría dedicadas a la pesca y el turismo.

Causas 
En medio de la crisis, existe polémica por las causas, luego que los pescadores de Chiloé la atribuyeran al vertimiendo, en marzo último, de 4.500 toneladas de salmones podridos al mar, lo que habría causado la muerte repentina de especies y varazones registradas en las costas del archipiélago. 

“Empezaron a llevar toneladas y toneladas de salmones muertos, con ácido sulfídrico, mar adentro, y a los días después empezaron a aparecer machas muertas, pájaros muertos, de todo muerto”, señaló Juan Carlos Viveros, presidente del movimiento Defendamos Chiloé.

“El tema de los salmones y la marea roja no tiene relación, ni siquiera temporal, porque la marea roja se inició a mediados de enero en Aysén, y de allí se extendió hacia el norte. Y (el vertimiento de los salmones) fue ejecutado por 11 embarcaciones, seguidas con GPS. Por lo tanto, se sabe con claridad que llegaron a 130 kilómetros de la costa para depositarlos”, indicó Leonardo Guzmán, jefe de la División de Acuicultura del Instituto de Fomento Pesquero (IFOP).

Carlos García, en tanto, investigador del Laboratorio Toxinas Marinas de la U. de Chile, señaló que “no hay ningún dato científico que sostenga esa hipótesis, no hay vínculo entre un fenómeno y otro”, en declaraciones a La Tercera. 

Comentarios