“Me la jugaré por entero para revertir esta situación”

Por: Rodrigo Oses Fotografía: Agencia Uno 2018-05-17

Emiliano Astorga, técnico de Ñublense, lo está pasando mal.

La derrota ante San Marcos de Arica lo transformó en el blanco de los dardos de los hinchas que explotaron las redes sociales pidiendo su salida.

Los medios anticipan su posible despido si el Rojo cae con Cobreloa en Chillán el domingo y algunos barristas hasta organizan una funa para rechazar su continuidad.

El otrora zaguero se ve cansado, pero resiste y sigue creyendo en el repunte.

“Siempre cuando se pierde se tiene una semana difícil, pero esta profesión es así y tengo que tener la capacidad de convencer a los jugadores, de poder cambiar la situación. Es lo que corresponde. No es bueno pasar por esta situaciones, pero yo he pasado antes por esto y hay que tratar de cambiarlo”, reflexiona el cuestionado entrenador, quien asume que la única manera de salir del túnel es recuperando la racha ganadora.

Obligado a ganar
“Esto se soluciona ganando y pasa por lo mental. Esta es una de las derrotas más fuertes que hemos tenido. En cuanto a golpe mental, tenemos que recuperarlos, depende de la confianza de cada jugador del equipo, porque no podemos perder eso para revertir la situación. El fútbol es ganar cada domingo porque ganar te cambia todo. Estoy tratando de hacer lo posible para cambiar la situación, este es mi trabajo”, insiste Astorga, quien declara que no ha perdido la convicción.

“No tengo disculpa por perder un partido, se perdió un partido increíble. Pudimos ganarlo sin problema, pero lo perdimos por diversas situaciones. Yo debo tener la convicción y la seguridad de sacar esto arriba. Yo soy profesional, llevo mucho tiempo trabajando en esto. Y tengo que convencer a los jugadores que hay un buen plantel. Que este domingo tenemos una final con Cobreloa y debemos dejar los tres puntos en casa, que es lo más importante para revertir la situación”, explicó.

El jefe técnico de los “diablos rojos” cree que sus jugadores responderán ante Cobreloa.

“Tenemos jugadores y plantel para revertir la situación sabiendo que será un partido duro con Cobreloa. No será un equipo fácil, además sabiendo que después de la derrota en Arica hay muchas cosas que están sobre nosotros. Tenemos que resistir, sobre todo yo que recibo todos los dardos. Pero yo elegí esta profesión y tengo que tener la capacidad de aguantarla. Me la voy a jugar entero por cambiar la situación”, remató.

Apeló y dirige en banca
En tanto Astorga, que fue expulsado el domingo en Arica, finalmente podrá sentarse en la banca este fin de semana y dirigir el partido contra los loínos, ya que tras apelar al Tribunal de Penalidades fue absuelto.

Quien sí fue castigado con una fecha de sanción fue el zaguero central Diego Opazo, expulsado en el traumático choque con San Marcos de Arica, que Ñublense ganaba por 2-0 y terminó perdiendo por 3-2 en la agonía del pleito.

Los loínos llegan con 18 puntos y marchan en el cuarto lugar.

El duelo con los chillanejos asoma como vital, porque de ganar le sacarán cinco puntos de ventaja, pero si Ñublense se impone en casa, lo dejará atrás por un punto en una tabla de posiciones particularmente reñida.

Astorga, en silencio, vive la semana más dura desde que asumió las riendas de Ñublense. Los hinchas piden su salida y el duelo con Cobreloa asoma con cartel de ultimátum.

El entrenador espera revertir el duro momento y no cosechar su quinto partido sin triunfos.

Comentarios