Piden detener a 26 militares argentinos por torturas en Malvinas

Por: Agence France-Presse Fotografía: Infobae 09:50 PM 2018-05-17

Un fiscal argentino pidió este miércoles la detención e indagatoria de 26 militares acusados de torturar a soldados compatriotas en el marco de la guerra de Malvinas contra el Reino Unido en 1982, durante la dictadura (1976-1982).

Este proceso se circunscribe a 22 hechos de torturas ocurridos en la Isla Gran Malvina (West Falkland), en el ámbito de la Fuerza de Tareas Yapeyú, precisó el sitio oficial Fiscales, del Ministerio Público Fiscal.

Marcelo Rapoport, fiscal federal de Río Grande (sur), acusa a las autoridades militares con asiento en las Islas de "ordenar y ejecutar contra soldados conscriptos diversos actos de tortura, como forma de controlar supuestas indisciplinas que generaban las penurias que padecía la tropa a causa de la falta de abrigo y comida", señala Fiscales.

La causa se inició en 2007 y recibió un fuerte impulso con la desclasificación en abril de 2015 de archivos de las fuerzas armadas vinculados a la guerra.

Las formas de tortura más habituales a las que eran sometidos los soldados eran los "estaqueamientos" (atar a la víctima por horas estirándola entre cuatro estacas clavadas en el suelo) en medio de las gélidas temperaturas invernales, y "enterramientos" en la nieve. Excombatientes habían denunciado esas prácticas en numerosas oportunidades.

Rapoport argumentó sobre "la obligación internacional del Estado argentino" de investigar y pidió una serie de pruebas a 36 años del conflicto bélico con Gran Bretaña, iniciado por la entonces dictadura argentina cuando era presidida por el ya fallecido teniente general Leopoldo Galtieri.

El fiscal de Río Grande, la segunda ciudad de la provincia sureña de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur, afirmó que se trata de crímenes contra la humanidad, por lo que son imprescriptibles. 

Argentina reclama la soberanía de las islas Malvinas, ocupadas por Gran Bretaña desde 1833. Ambos países se enfrentaron por el archipiélago en una guerra que duró 74 días en 1982 y terminó con victoria británica, con un saldo de 649 soldados argentinos y 255 británicos muertos. 

La mayoría de los soldados argentinos eran conscriptos con escaso entrenamiento, muchos de ellos oriundos del caluroso norte del país, y desembarcaron sin preparación ni equipamiento en las islas australes.

Comentarios