Cuatro comunas de Ñuble marcharon en contra de proyectos acuícolas

Por: Jorge Chávez 10:30 PM 2016-05-04

Al menos 2.000 personas se hicieron parte de la jornada que tuvo al río Itata como punto de encuentro

Organizadores de la protesta anunciaron que la próxima manifestación será una marcha hacia Concepción

Con banderas negras en señal de luto y pancartas con mensajes de rechazo ante la eventual presencia de proyectos acuícolas en la costa de la Provincia de Ñuble, autoridades comunales, pescadores, estudiantes y agrupaciones diversas de la sociedad civil de las comunas de Trehuaco, Cobquecura, Coelemu y Quirihue marcharon de manera pacífica este miércoles exigiendo al Gobierno que no se apruebe las iniciativas privadas que se están anunciando para la zona.

En la jornada de protesta participaron al menos 2.000 personas de las tres ciudades costeras ñublensinas y Quirihue, quienes se reunieron en el centro de Trehuaco y caminaron aproximadamente cinco kilómetros hasta llegar al puente que cruza el río Itata.

Una vistosa y extensa caravana que juntó a cerca de un centenar de vehículos y buses acompañó la entusiasmada marcha ciudadana que partió a eso de las 14 horas.

Ya en el punto de encuentro que fue el paso vial sobre el Itata, los jefes comunales participantes, Luis Cuevas (Trehuaco), Osvaldo Caro (Cobquecura), Laura Aravena (Coelemu) y Richard Irribarra (Quirihue) dieron un discurso sobre el impacto negativo que sufriría toda la provincia con la ejecución de los proyectos acuícolas.

Rechazo
En la comuna de Trehuaco aproximadamente 60 familias viven de los recursos hidrobiológicos que extraen de las playas Mela y Boca Itata, según explica el alcalde Luis Cuevas.

El jefe comunal aseguró que resulta imprescindible que la zona costera ñublensina se mantenga tal como está, ya que sería la única manera de garantizar el futuro de la comunidad trehuaquina.

“La aprobación y desarrollo de este tipo de proyectos en nuestro mar resultaría nefasto. Lo único que nos aportaría sería la miseria y muerte de la actividad económica de la comuna”, afirmó.

La autoridad comunal precisó que si bien la marcha tuvo representación oficial de cuatro comunas, advirtió que la lucha se tendrá que extenderse hacia todo el territorio provincial para así evitar los proyectos privados.

“Esta lucha no solo es de cuatro comunas, sino que debe entenderse como un anhelo de todo Ñuble por proteger el medio ambiente. Quiero hacer un llamado a todos los alcaldes y sociedad civil ñublensina a sumarse a esta causa, considerando nuestra posición de futura región; necesitamos tener nuestra costa y  playas libres de contaminación”, sostuvo.

Haciéndose escuchar
“Nos sumamos con alegría y esperanza a esta exitosa marcha social pacífica organizada por la comunidad. Lo que queremos es que las autoridades regionales escuchen la voz del pueblo que se manifiesta y expresa su rechazo rotundo a las salmoneras”, precisó el alcalde de Cobquecura, Osvaldo Caro.

La autoridad edil, quien junto a sus pares de Trehuaco y Coelemu mostraron su rechazo la eventual luz verde de iniciativas industriales en el mar que comparten sus comunas, comentó que no solo se buscó sensibilizar a la ciudadanía con la protesta, sino al Gobierno.

“Como zonas costeras no está dentro de nuestra política de desarrollo económico  las salmoneras o empresas acuícolas; es por eso que hacemos un llamado al intendente regional y a los seremis a escuchar lo que la comunidad está exigiendo, que es no permitir la llegada de estos negocios contaminantes”, precisó.

Apoyo
A pesar de que Quirihue no es ciudad costera, igualmente sus representantes políticos participaron de manera activa en la marcha de este miércoles.

El alcalde quirihuano, Richard Irribarra, mencionó que era importante para ellos mostrar el respaldo a las comunas vecinas.

“Estuvimos apoyando la marcha junto a algunos concejales porque queremos que las playas de nuestra región de Ñuble se puedan disfrutar sin contaminación en el futuro. Nosotros como futura capital provincial no nos podíamos restar de la iniciativa ciudadana”, indicó.

Richard Irribarra coincidió con su colega cobquecurano al subrayar que el objetivo de la jornada de manifestación fue que se escuche fuertemente lo que la población está exigiendo.

“Queremos que las autoridades de Gobierno vean nuestro sentir. Lo único que buscamos es que no muera nuestro territorio marítimo con la presencia de estas empresas acuícolas”, recalcó.

Próxima marcha a Concepción
Tras la manifestación, las autoridades comunales acordaron más acciones de tipo social con las que insistirán al Gobierno que se rechace definitivamente los planes de inversión privada.

Luis Cuevas, adelantó que desde ya empezarán a coordinar una manifestación multitudinaria que tendrá como punto de destino la propia capital regional.

“El primer acuerdo al que llegamos como sociedad civil fue realizar esta marcha y ya la cumplimos;  ahora decidimos realizar una protesta masiva convocando a todos los alcaldes de la Provincia de Ñuble y sus organizaciones sociales para ir rumbo a Concepción, para demostrarle al intendente y a los seremis que estamos unidos como territorio y que queremos que no se apruebe ninguno de los proyectos que se están evaluando”, reiteró.

Luis Cuevas sostuvo que aún no hay fecha estimativa de cuándo se desarrollaría el encuentro, ya que es una decisión que se tomó recientemente, razón por la cual necesitarán coordinarse con sus colegas y la comunidad en general.

Malestar
La presidenta del sindicato de pescadores de Cobquecura, Palmira Bastías, lamentó que las autoridades de Gobierno a escala regional estén evaluando proyectos que van en contra de la tradicional actividad económica que les ha servido de sustento a varias generaciones.

La dirigenta gremial señaló que la manifestación es un llamado de atención que irá escalando en el tiempo.

“Queremos hacernos escuchar y hacer ruido a nivel provincial y regional. Estamos haciéndole saber al intendente nuestro malestar, que es compartido por todas las comunas costeras de Ñuble”, explicó.

Bastías, que representa a aproximadamente 39 socios pescadores de Cobquecura, advirtió que no solo su sustento diario está en juego, sino que también el rubro turístico se golpearía notablemente con la iniciativa empresarial.

Proyectos
Entre octubre y diciembre del año pasado la empresa Inversiones Pelícano ingresó al Sistema de Evaluación Ambiental la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) de nueve proyectos acuícolas que funcionarían frente a las costas de la Provincia de Ñuble

Se ubicarían al noroeste de Punta Rinconada, Oeste de Punta Mela, Noroeste de Río Colmuyao, Suroeste de Punta Santa Rita Sector 1, Oeste de Punta Achira, Oeste de Punta Monte del Zorro, Suroeste de Punta Santa Rita Sector 2 y Noroeste de Cobquecura.

Los proyectos consisten en la construcción y operación de centros de cultivo de salmones, cojinovas del norte, choritos y huiros. 

Para hacerlos realidad, la iniciativa contempla la instalación de balsas jaulas.

Los pescadores temen que con estos centros se contamine el sistema marino con materia orgánica y antibióticos, mientras que los empresarios turísticos advierten el riesgo que significa para su rubro la instalación de estos centros en una zona destacada por su valor natural.

Grupos ambientalistas también han manifestado su temor por el impacto que estos centros tendrían en el Santuario de la Naturaleza La Lobería y de hecho el grupo ciudadano “Todos somos Cobquecura”, en conjunto con el municipio de Cobquecura, presentaron observaciones en el marco del proceso de evaluación.

Comentarios