Amenaza loína hace peligrar continuidad de Astorga

Por: Sergio Bustos Fotografía: Primerab.cl 09:50 PM 2018-05-16

“Necesitamos ganar afuera, este grupo retomó la confianza y ojalá que contra Ñublense sea ese partido especial que todos, estamos esperando para sacarnos esa espinita como visitantes”. 

La  advertencia viene de cerca. Son las palabras con las que el mediocampista chillanejo de Cobreloa, Pablo Parra, anticipa en El Mercurio de Calama el cotejo que lo enfrentará a su exequipo, el próximo domingo en el Nelson Oyarzún Arenas. 

El conjunto loíno marcha cuarto -en zona de liguilla  con 18 unidades-, y viene de derrotar de local 3-2 a Magallanes. Uno de los goles lo marcó Parra. Sin embargo, el gran talón de aquiles del equipo dirigido por Rodrigo Pérez es la nula cosecha de triunfos como visitante. 

Y de conseguirlo en Chillán, sencillamente desataría una crisis que podría anticipar la salida del técnico Emiliano Astorga, fuertemente cuestionado por gran parte la parcialidad roja. 

Incluso, se anticipa que se realizarán una “funa” para manifestar su molestia por la magra campaña que tiene al elenco ñublensino, a tres fechas del término de la primera rueda, fuera de combate para pelear un cupo en el ascenso. 

Cautela
Durante esta semana desde la dirigencia ha primado la cautela, a pesar que tras la derrota en Arica (3-2), el propio entrenador dijo que no “tenía problemas en renunciar si se lo pedía la directiva”. 

Por ello, en parte de la hinchada tampoco es compartida la decisión directiva de esperar el término de la primera fase para adoptar una decisión en torno al futuro de Astorga y de su cuerpo técnico. 

Este miércoles se reúnen los integrantes de la Corporación Atlético Ñublense, donde se fijará una posición que será comunicada a la S.A. En el seno de la entidad prima la calma y estiman que aún le quedan créditos a Astorga para revertir la situación. 

Rubén Espinoza, gerente deportivo del club, también ha instado a la prudencia. No obstante, existe real peligro de que una nueva derrota en casa genere una reacción en cadena tanto en los dirigentes como en el medio futbolístico, derivando en la consecuencia más grave: el despido de Astorga. 

En lo futbolístico, “Guachupé” Jiménez estaría en condiciones de ser de la partida, a pesar de una hoffitis que le aqueja. Por su parte, Bascuñán tiene control médico este viernes, por lo que no sería considerado. El resto del plantel está en perfectas condiciones para el lance con los “zorros del desierto”. 

Comentarios