Concejo chillanvejano votará el 5 de junio si recurre al TER

Por: Isabel Charlin Fotografía: La Discusión 2018-05-16

Durante la sesión de este martes del Concejo Municipal de Chillán Viejo los concejales Susana Martínez (RN), Pablo Pérez (PPD), Jorge del Pozo (PR) y Patricio San Martín (PR), solicitaron el acuerdo del cuerpo colegiado para presentar, en carácter de urgente -dada la relevancia de la materia-, un requerimiento ante el Tribunal Electoral Regional del Bío Bío, a fin de solicitar la cesación en el cargo del alcalde, Felipe Aylwin, “por impedimento grave, contravención de igual carácter a las normas sobre probidad administrativa, o notable abandono de deberes; o en subsidio, la aplicación de alguna de las medidas disciplinarias dispuestas en la normativa”.

La determinación, que será tomada por el concejo chillanvejano durante la próxima sesión, el martes 5 de junio, se basa en la rectificación que realizó Contraloría el pasado 12 de febrero a una resolución de diciembre de 2017, que proponía una sanción para el alcalde Felipe Aylwin, consistente en una multa del 20% de su remuneración mensual, por una serie de actos administrativos que habrían contravenido la normativa, y habrían infringido el principio de legalidad del gasto.

Debido a que el jefe comunal apeló a la sanción, Contraloría, en la rectificación de febrero dejó en manos del Concejo Municipal chillanvejano la determinación de recurrir o no al Tribunal Electoral Regional del Bío Bío para solicitar la destitución del alcalde Aylwin.

Los hechos acreditados por Contraloría se refieren a una serie de actos administrativos que habrían contravenido la normativa y habrían infringido el principio de legalidad del gasto. 

Entre ellos, se consigna la visita del ex ministro secretario general de Gobierno (Segegob), Álvaro Elizalde (actual presidente del PS), al edificio consistorial, en plena época de campaña municipal, en 2016 (ocasión en la que ratificó y apoyó a Felipe Aylwin como candidato a la reelección); y el despliegue de un pendón alusivo y regalo otorgado a la entonces directora de Desarrollo Comunitario (Dideco), Alejandra Martínez, quien se alejaba de sus funciones para competir por un cupo al concejo de la comuna (el cual obtuvo). El obsequio, consistió en una réplica del mural chillanvejano, avaluada en $178.500.

En la resolución de Contraloría, además, se detectó la devolución de tiempo a un funcionario que no contaba con horas disponibles, debido a fallas en el sistema de control en el área de Recursos Humanos.

Otra vez a Contraloría
Además de aprobarse la solicitud para poner en tabla del concejo la definición sobre recurrir o no al TER; los ediles Martínez, Pérez, Del Pozo y San Martín también informaron que realizaron una presentación ante Contraloría para aclarar por qué el secretario municipal les entregó la resolución de Contraloría de fecha 12 de febrero, recién el martes 8 de mayo.

La tardanza con que fueron informados fue cuestionada en la sesión por los ediles.

Pablo Pérez (PPD), planteó que “extrañamente, el documento de Contraloría es de febrero, y lo recibimos recién el 8 de mayo. La verdad es que es mucho el desfase, es muy superior al plazo en que debiéramos haber sido informados. Es una situación grave”. En tanto el radical Jorge del Pozo advirtió que “no sabemos si contamos con toda la información, por eso recurrimos a Contraloría, para establecer la responsabilidad administrativa”.

Durante la sesión de este martes los cuatro concejales solicitaron también el acuerdo del concejo para contratar al abogado Eduardo Iturra, para prestar asesoría jurídica, con cargo al municipio, para impetrar la acción ante el Tribunal Electoral Regional del Bío Bío.

Comentarios