Perra de Gendarmería detectó drogas en los genitales de una visitante

Por: Felipe Ahumada 03:00 PM 2018-05-15

Si en 2016 el número de incautación de drogas al interior de la cárcel de Chillán se cifró en 152 casos, en 2017 el total fue de 320 conforme a cifras oficiales entregadas por Gendarmería Chillán.

Muchas de estos procedimientos se realizan no sólo al interior de los patios y pabellones de la población penal sino que en el acceso de visitas y encomiendas, ubicadas en el costado sur del recinto, por calle Vegas de Saldías, para lo que ha resultado clave la utilización de perros adiestrados en la detección de drogas y que forman parte del escuadrón canil ECA de Gendarmería.

Fue precisamente, la perra llamada Arley, una labradora, quien dio las señales concensuadas en su entrenamiento cuando una mujer quien quería visitar a su pareja, ingresaba al recinto. El Sargento Moisés Zenteno, jefe del ECA explicó que "el día sábado, cerca de las 14 horas, nuestra perrita marcó la prensencia de sustancias prohibidas en una de las mujeres que hacía ingreso en calidad de visita al recinto penal. Al volver a la sala de revisión, la mujer sacó  5 gramos de cannabis sativa, algunas grajeas de clonazepam y restos de la misma, desde el interior de sus genitales, por lo que se informó al respecto al Ministerio Público".

Volviendo a las cifras, el sargento Zapata especificó que "en lo que va del año ya se han hecho 220 incautaciones en Chillán y otros 10 en el resto de los penales de la Región de Ñuble, por lo que ya se podría prever que gracias a los trabajos hechos al interior del recinto por personal de Gendarmería y con la ayuda de los perros del ECA se podría llegar a los 500 procedimientos".

De todas formas, el uniformado destacó que la utilización de los perros ha generado un efecto incluso mejor que sólo la detección de drogas, "ya que muchas personas que vienen de visita a la cárcel, al darse cuenta que están los perros en el acceso, ni siquiera entran, dan media vuelta y se van. Con esto se logra un efecto preventivo ya que para nosotros es mejor que no entren a encontrarlas".

Los perros del Eca han hallado drogas y medicamentos dentro de genitales de personas, al interior de tubos de pasta dental, dentro de alimentos e incluso dentro de un pedazo de madera prensada que supuestamente tenía como destino ell talle de carpintería y artesanía de los reos.

 

Comentarios