ICVU confirma creciente deuda de conectividad que experimenta Chillán

Por: Edgar Brizuela Fotografía: Mauricio Ulloa 10:05 PM 2016-05-04

Paradoja: la conectividad de Chillán es el atributo más destacado en la última medición del Indice de Calidad de Vida Urbana (ICVU) que desarrolló la Pontificia Universidad Católica y la Cámara Chilena de la Construcción. Sin embargo, es a su vez la dimensión que más ha bajado su puntuación en tres años.

El martes se entregó el estudio que año a año mide la calidad de vida de diferentes ciudades del país, y Chillán bajó con fuerza. La capital de Ñuble ocupó el lugar 51 este año, alcanzando un ICVU de 40,1 puntos, lo que significó ubicarse bajo el promedio nacional (42,3 puntos). 

En particular el indicador Conectividad y Movilidad fue el que mayor puntaje obtuvo, entre otros cinco, identificados como “Condiciones socioculturales”, “Condiciones laborales”, “Ambiente de negocios”, “Salud y medio ambiente” y “Vivienda y entorno”.

Sin embargo, pese a ser el puntaje más alto, el indicador registró una baja evidente en tres años, pasando desde 65,2 puntos a solo 48,8, lo que da cuenta de falencias que no han sido abordadas como corresponde.

El arquitecto Mauricio Cancino, de la Universidad del Desarrollo, consultado por LA DISCUSIÓN, tras analizar los indicadores manifestó  que “lamentablemente parece que nuestras autoridades no toman conciencia de los problemas a los que deben enfocarse. No me sorprende como arquitecto y lo lamento como ciudadano”.

Agregó que en la ciudad “tenemos serios problemas de desplazamiento vehicular, sobre todo en horas peak en puntos conocidos, y las soluciones frente a un parque automotriz que crece no son más semáforos, sino que pasos sobre o bajo nivel”.

La arquitecta Carla Fuentes Segura, de la Universidad del Bío-Bío, agregó que “a mi juicio los problemas de conectividad en Chillán, obedecen a que la ciudad no tiene vías alternativas que permitan cambiar los hábitos de desplazamiento vehicular de las personas”.

Carla Fuentes precisó que “aún estamos a la espera de proyectos viales y me preocupa que con tanta demora en su aprobación y ejecución, la creciente construcción de nuevas complejos habitacionales, lleven a que las vías proyectadas cambien su diseño o se transformen en solo anuncios”.

Por su parte Claudio González Oisel, arquitecto de la UBB y ex director de Obras de varios municipios de Ñuble,  opina que “la gente en la ciudad compra departamentos y casas, pero también compra tacos, pues no pueden salir desde sus villas”. Lamentó que en la ciudad no exista inversión en obras viales o en otros ámbitos del desarrollo urbano, sino que las autoridades se preocupan de fiestas y celebraciones que son cosas fáciles de hacer donde se sacan un siete, pero no en las complejas y necesarias donde apenas se sacan un cuatro”.

Obras proyectadas
En tanto, el delegado provincial del Serviu, Óscar Crisóstomo, plantea que los problemas de conectividad debieran mejorar en el futuro, pues entidades estatales desarrollarán el Plan Maestro de Transportes que incluye varios proyectos que están bastante avanzados.

“El Ministerio de Vivienda está impulsando proyectos dirigidos a mejorar la conectividad de Chillán. Prueba de ello es la licitación en curso del diseño de ingeniería de Avenida Huambalí, en el cual se invertirán recursos sectoriales que ascienden a $145 millones. Se trata de una vía estructurante de Chillán y reviste especial atención del Minvu, al igual que el diseño de la Avenida Diagonal Las Termas, arteria que requiere de una intervención considerando el crecimiento demográfico que ha experimentado la ciudad hacia el oriente, junto con el aumento del flujo vehicular hacia destinos turísticos cordilleranos”, planteó  Crisóstomo.

Comentarios