Piden cautela y prudencia ante la mala racha

Por: Sergio Bustos Fotografía: Mauricio Ulloa 2018-05-15

Aunque a través de las redes sociales, gran parte de la parcialidad roja manifiesta su enojo y pide la salida del entrenador de Ñublense, Emiliano Astorga, al menos desde la Corporación Atlético y Cultural del club ponen paños fríos, y argumentan que es mejor no adoptar decisiones apresuradas, a pesar que se admite que la campaña deportiva ha sido deficiente. 

De los últimos 12 puntos en juego los dirigidos de Astorga solo lograron cosechar un empate ante Melipilla en casa, cayendo 1-2 frente a Coquimbo de local, 0-1 en Puerto Montt, y  2-3 el pasado fin de semana, en el Estadio Carlos Dittborn de Arica. Esta última derrota fue dramática y dejó en el suelo la moral de Astorga y del plantel, al no lograr capitalizar una ventaja de 2-0. 

“La campaña no ha sido la esperada, pero las resoluciones hay que tomarlas consensuadamente. Tampoco es llegar y sacar al técnico, porque no se trata de una competencia donde existan reemplazantes inmediatos”, afirma Jorge Silva, presidente de la corporación, agregando que han existido ocasiones en las que se ha sacado la tarea adelante. 

“Ejemplos sobran. Basta recordar lo que pasó con el técnico Carlos Rojas, quien tuvo un inicio paupérrimo, pero se le dio la oportunidad de enmendar y finalmente se consiguió el objetivo de ascender a Primera A”, precisa Silva. Además, el tema económico ante una eventual salida de Astorga no es visto como una problemática mayor. Silva asegura que si no hubiera caja para cancelarle, “se podrían revisar otras alternativas para finiquitar”. 

Otro integrante de la corporación plantea que este miércoles, durante la reunión regular, sus integrantes podrían definir una posición para que sea comunicada a la S.A. que maneja los destinos del elenco chillanejo. En todo caso, se enfatiza que las conversaciones serán en extremo reservadas y que se manejarán “estrictamente en la interna”. 

En lo inmediato el plantel se mentaliza para lo que será el partido ante Cobreloa, rival directo en la lucha por el Ascenso. Los loínos marchan en la cuarta posición con 18 unidades, por lo que de triunfar este domingo en el Nelson Oyarzún desatarían un infierno que difícilmente dejaría al cuerpo técnico con bonos para continuar al mando de un equipo que a inicios de este año se cifró como meta llegar al fútbol de honor chileno.

Comentarios