Mamá y atleta: las dos bendiciones de Catalina Bravo

Por: Rodrigo Oses 2018-05-13

A Catalina Bravo su hijo Martín le cambió la vida. De seguro, hoy será un día especial para la mejor atleta chillaneja de los últimos tiempos cuando abrace a su retoño y a su madre Jacqueline Aguilera, que le inculcó el amor por el atletismo. La multicampeona nacional y sudamericana del disco a nivel escolar, ex alumna del Colegio Padre Hurtado, seleccionada chilena y décima en el Panamericano Sub-20 de Perú, con apenas 19 años, debió enfrentar la maternidad y congelar su exitosa carrera deportiva de proyección internacional.

Y lo hizo con temple, ternura y amor. Martín fue su inspiración desde que lo llevaba en el vientre. Es que, marcando un hito en el atletismo mundial, el año pasado se colgó la medalla de oro en los Juegos de La Araucanía lanzando con cinco meses de embarazo, demostrando que en estado de gravidez, con ciertos cuidados, supervisión médica y regulaciones, la mujer puede hacer deporte de alto rendimiento.

Así lo había confirmado también, la campeona olímpica y mundial, Valerie Adams, quien lanzó la bala hasta las casi 40 semanas de gestación. Si bien tuvo que hacer una pausa en su carrera, plagada de oros, y justo cuando planificaba radicarse en el extranjero a través de una beca deportiva, próximamente volverá a las pistas con energía renovada.

Y está en campaña. Ya comenzó a entrenar y de hecho, solo un repentino lumbago retrasó su retorno, el que estaba pactado para el Nacional Cadetes de este fin de semana. Mientras tanto, acompañada por su hijo Martín, sigue entrenando, para moldear su cuerpo de madre y acercarse a la fisonomía de una atleta de alta competencia.

“No ha sido fácil”, confiesa la atleta nativa de Parral que se radicó con su familia en Chillán.

Inspirada en su primogénito, seguirá luchando por su sueño en el atletismo. Que no es otro que llegar a competir en los próximos Juegos Olímpicos.
Aunque no es el único, porque mientras contempla a su bebé, en pleno entrenamiento, recuerda que nada es imposible si uno deja todo en la pista.

-¿Cómo viviste tu maternidad a los 19 años?

Bueno, ser mamá fue un proceso lindo, pero a la vez complicado. Lo enfrenté de la mejor manera, pero ha sido complicado complementarlo con el deporte, pero he tratado de hacerlo de la mejor manera.  

-¿Y te acompaña a los entrenamientos Martín?

-Sí, por ahora me acompaña a los entrenamientos, en el gimnasio, pero seguramente después se quedará en la casa porque vienen los días más fríos. 

-¿Cuál será tu primer desafío cuando superes la dolencia lumbar y puedas lanzar?

-No lo tengo muy bien definido la verdad, las fechas no están muy bien definidas, además que tengo que ver cómo evoluciona este lumbago, pero espero volver en dos o tres semanas más y de ahí en adelante darle con todo, aunque preparándome bien y mentalmente enfocada en el segundo semestre.

-¿Qué ha sido lo más difícil de este retorno. Volver a trabajar la parte física o la técnica?

-Especialmente lo físico, lo que es fuerza y resistencia, eso se pierde bastante.

-¿Y en cuánto tiempo cree tu entrenador que retomarás tu mejor nivel?

-En dos o cuatro meses, es un proceso largo, hay que adaptar de nuevo el cuerpo.
Proyección internacional

-¿Sigues con la idea de internacionalizar tu carrera. Postular una beca y estudiar en el extranjero y crecer a la vez como atleta?

-Sí, sigo con esa mentalidad, claramente se retrasa un poco más por el tema del bebé, pero esas metas no cambian. Siempre he dicho que tengo el sueño de ir a unos Juegos Olímpicos, para eso seguiré entrenando porque esas metas siguen ahí y las quiero alcanzar.

-¿Cómo fue ganar los Juegos de La Araucanía con cinco meses de embarazo?

-Fue muy complicado la verdad, el proceso fue bastante duro en realidad. Ajustar los entrenamientos al embarazo, ir viendo las cargas, viendo si me sentía bien o no, ver qué cosas hacíamos y que cosas no. Fue bastante complicado la verdad. Requiere mucho esfuerzo y hay que hacerlo con mucho cuidado. Siempre tuve mucho cuidado en eso, con supervisión del médico, para saber lo que podía hacer.

Dosificando

-¿Cómo ha sido tu rutina de entrenamiento. Hay una recomendación médica para dosificar las cargas y planificar tus entrenamientos?

-Sí, estoy en comunicación con el médico, por lo mismo estoy volviendo despacio. Porque el cuerpo queda un poco resentido, tras nueve meses de embarazo, y tiene que acostumbrarse a retomar su normalidad, así que en eso estamos trabajando. Lo estamos trabajando con calma y esperando lo mejor.

-¿Por qué sueño vas a luchar cuando vuelvas al atletismo?

-Me quedan muchos sueños, el Sudamericano sub-23, los mundiales adultos más adelante, el próximo año el Sudamericano Adulto, pero ahí habrá que ir viendo, son varias metas las que quiero lograr.

-¿Te gustaría que tu hijo se dedicara al atletismo?

-Obvio que me gustaría que hiciera atletismo. Es un deporte lindo, que entrega mucho para la vida en general. Si no quiere, tendré que apoyarlo.

Comentarios