Ñuble: hogares unipersonales y monoparentales suman 32%

Por: Jorge Chávez Fotografía: La Discusión 09:25 PM 2018-05-08

San Fabián de Alico es la comuna con menor cantidad de hogares de Ñuble.

Chillán es la comuna con mayor poncentaje de parejas con hijos(as) de la Región de Ñuble.

Un total de 163.740  hogares existen en la Región de Ñuble, según los resultados del Censo 2017 entregados el pasado viernes por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

En el proceso de encuesta el organismo público identificó siete diferentes tipos de hogares, los cuales guardan su propia particularidad que habla de la actual realidad en cuanto a las relaciones familiares y afectivas que se están viviendo en la zona.

De acuerdo al sondeo nacional, los hogares ñublensinos en donde solo vive una persona (unipersonales) suman 30.540, representando el 18,6% de la cifra total. Los denominados monoparentales, conformado por un padre o madre con hijos(as) de por medio, alcanzan los 21.924 (13,4%).

En resumen, los hogares ñublensinos que se escapan a la figura tradicional de la conformación familiar anotan un 32%, mayor en 2,8 puntos porcentuales a los casos de familias integradas por una pareja o matrimonio, e hijos (29,2%).

Los casos de parejas sin carga familiar anotan 22.619 (13,8%), mientras que los otros tipos de hogar (compuestos, extendidos y sin núcleo) son un 25%.

Realidades de la zona

Quirihue, capital de la Provincia de Itata, es la comuna con la tasa de hogares unipersonales más alta de la Región de Ñuble, al sumar un 25,3%; equivalente a 1.091 casos. Mucho más atrás le siguen San Carlos con 17,8% (3.256), Chillán y sus 17,7% (10.943) y Bulnes con 17,6% (1,263).

En cuanto a los casos de monoparentalidad, la ciudad más importante del Itata también acumula el mayor índice y anota un 14,4% del total de casos para esa ciudad. Chillán, San Carlos y Bulnes, son las otras cabeceras administrativas con indicadores superiores que alcanzaron los 14,2%; 14,1% y 13,7% respectivamente.

Los hogares conformados por una pareja e hijos(as) alcanzan un 29,5% en la capital regional, la tasa más alta de Ñuble, seguido de San Carlos y Bulnes (29% y 28,6%). Finalmente aquellos que, por diversas razones, no tienen familia, representan un 14,6% en San Carlos y 14,5% en Chillán (ver cuadro completo aparte).

Comparativo

El promedio país acumulado de hogares unipersonales y monoparentales es de 30,5%, en tanto que aquellos en donde las parejas no tienen hijos(as) alcanzan el 12,7%; cifras menores en casi un punto porcentual a la realidad local. Los índices de la Región del Bío Bío (en la que se incluye los antecedentes de Ñuble), son de 30,9% para la sumatoria de los dos primeros casos y 13,2%; estadísticas igualmente inferiores a la ñublensina.

Relaciones débiles
Para el sociólogo, Kevin Villegas, las cifras locales responden a varios factores, siendo el más importante y de fondo, el hecho de que las relaciones sociales actualmente son mucho más frágiles y débiles.

“Puede que la gente se case, pero se separe pronto. Los matrimonios están durando poco y probablemente hay situaciones de embarazo, pero no en el contexto de relaciones de pareja; es decir, las relaciones son menos profundas, menos estables y menos tradicionales. Si antes lo habitual era casarse y tener hijos, ahora hay un buen porcentaje de la población que no busca eso y me da la impresión que esta nueva mirada está impulsada mayormente por la gente joven”, comentó.

En el caso de los hogares unipersonales, el profesional explicó que estos se caracteriza porque sus integrantes viven un estilo de vida con proyectos individuales que es lo que la sociedad está promoviendo.

“El ser exitoso, ser profesional, viajar, son modelos de vida que actualmente son muy llevados a cabo por las personas. Esta cifra de Ñuble  es alta si lo comparamos con 30 ó 40 años atrás, pero acá también hay un tema de evolución económica que no es menor; cuando se habla de que existe un 18% de personas que pueden costearse vivir solo, indica una evolución en la economía”, precisó.

Respecto a comunas más pequeñas como Quirihue,  donde la cuarta parte de sus hogares son unipersonales, el sociólogo advierte que podría responder al fenómenos de emigración, en donde la gente deja su tierra natal en busca de mejores horizontes socioeconómicos.

Villegas señaló que las cifras seguirán aumentando en el tiempo, sobre todo si se considera que hay una disminución en la cantidad de matrimonios y teniendo en cuenta también que cada año nacen menos personas.

“Creo que es una tendencia que se mantendrá. El modelo de vida que se promueve actualmente es ese, basado en el individualismo y teniendo al éxito económico como un aspecto bastante valorado”, finalizó.

Comentarios