Estudio propondrá opciones para ubicar futuro centro cívico

Por: Isabel Charlin Fotografía: Fernando Villa 08:50 PM 2018-05-07

En Los Ríos se levantó una infraestructura de 30 mil m2, con opción de llegar a 35 mil m2.

Determinar la mejor ubicación para un futuro barrio cívico en la capital de la Región de Ñuble, es el objetivo del estudio urbano que ejecutará la Universidad del Bío-Bío, por mandato de la Cámara Chilena de la Construcción Chillán.

Este lunes se firmó el convenio entre ambas instituciones, lo cual permitirá que en un plazo de seis meses, el Departamento de Planificación y Diseño Urbano de la

Facultad de Arquitectura de la UBB -repartición a cargo del estudio- entregue importante información a las autoridades locales, que servirá de base para la planificación urbana del aparato público de la capital regional. Es más, el proyecto ya fue dado a conocer al delegado presidencial, Martín Arrau, quien agradeció  la instancia de colaboración.

“Queremos concebir la idea de un nuevo centro cívico como concepto urbano, que transforme el proceso de instalación del Gobierno Regional en un proyecto integral, que agregue valor, imagen cívica y calidad de vida al territorio”, sostuvo la presidenta de la Cámara Chilena de la Construcción Chillán, Claudia Rigall, quien precisó que como organismo, “queremos aportar al desarrollo de la nueva región, y creemos que es fundamental encontrar una buena ubicación para la administración del Estado. Estamos partiendo, y no queremos cometer errores, queremos que se elija sobre la base del estudio, y no de manera antojadiza, al azar. Este estudio será avalado por la UBB, por lo tanto es serio”, enfatizó.

El estudio fue postulado al Fondo de Proyecto Impacto Regional, organizado por la Cámara Chilena de la Construcción a nivel central, y cuyo objetivo es promover la descentralización, obteniendo un financiamiento que asciende a los $54 millones.

En tanto, el rector de la UBB, Héctor Gaete, destacó el hecho que la CChC se involucre en un tema de interés público tan relevante. 

“Cada una de nuestras instituciones, no solo la Delegación Presidencial, debe colaborar; y para la UBB esta es una gran oportunidad de seguir demostrando que quiere desarrollar sus actividades de manera vinculante con los territorios donde está instalada. Hay que recordar que la creación de la Región de Ñuble no tiene ningún sentido si no es para mejorar la calidad de vida de cada uno de sus habitantes”, aseveró. 

Evitar la dispersión

El Dr. Sergio Baeriswyl, director del Departamento de Planificación y Diseño Urbano de la Facultad de Arquitectura de la UBB, es quien estará a cargo del estudio.

Como primera acción, los investigadores tomarán contacto con los actores directamente vinculados con la toma de decisión.

“Estamos haciendo una radiografía respecto de otros centros cívicos que se han hecho en otras partes del país, para poder determinar la magnitud que tiene que tener el conjunto de edificios y los indicadores de localización, operación y funcionamiento. La idea es tener dentro de poco un modelo que nos permita evaluar varios lugares dentro de Chillán; poder elegir el mejor y validarlo con la comunidad técnica local. Nosotros vamos a proveer información, pero la idea es que esto sea una decisión de la nueva región”, sostuvo el académico.

En una segunda etapa, vendrá la localización, y luego, un prediseño urbano arquitectónico que permita visualizar cómo se vería el proyecto, con todas las transformaciones urbanas, que se espera, ocurran. 

“Esto es una enorme oportunidad urbanística para Chillán, porque probablemente no exista otro proyecto de carácter público que se vaya a ejecutar en los próximos años, y que tenga tal poder de transformación. Se abre una perspectiva para pensar la ciudad de una manera diferente”, precisó Baeriswyl.

A modo de ejemplo, el centro cívico emplazado en Los Ríos implicó 30 mil m2 de construcción, con una proyección de 35 mil m2.

“Hay que entender que esto es un proceso gradual, se debe ir construyendo de acuerdo a las necesidades de los servicios. Lo importante es que antes que se produzca una dispersión por la necesidad inmediata, con la ayuda de este estudio, las autoridades eviten adquirir propiedades dispersas”, manifestó el arquitecto.

Comentarios