El cambio de hora y sus efectos en el organismo

Por: Ladiscusion.cl Comunicado de prensa Fotografía: Agencia Uno 05:30 PM 2018-05-07

Este domingo 13 de mayo entra en vigencia el nuevohorario de invierno. Los relojes deberán ser atrasados en una hora, por lo que amanecerá más temprano y oscurecerá antes.

Esta medida de modificar el horario por los meses de invierno ha sido constantemente cuestionada poniendo en duda su eficacia y real beneficio.

Desde el punto de vista médico, cambiar la hora trae consigo algunas consecuencias para el funcionamiento adecuado del organismo, ya que afecta el reloj biológico diario.

La Dra. Evelyn Benavides, neuróloga y especialista en medicina del sueño de Clínica Universidad de los Andes y miembro del directorio de la Sociedad Chilena de Medicina del Sueño, recomienda que, “fisiológicamente debiéramos adoptar permanentemente el huso horario natural (con las 12:00hrs. con el sol en su cenit, UTC -5) y no cambiar el horario para el bienestar personal de todos los chilenos. En nuestro país, el hábito de cambio de huso horario desde 1947 es una medida poco natural para el ser humano, pudiendo afectar su desarrollo psicológico, cognitivo y productivo”.

Aspectos atribuidos al cambio de hora:
- Aumenta la tasa de incidencia de eventos agudos cardiovasculares.
- Se altera el ritmo circadiano.
- Incrementa el trastorno del sueño.
- Baja la concentración.
- Somnolencia, trastornos del ánimo e incluso alimentarios.

“Mientras exista esta medida es importante mantener hábitos saludables de sueño y evitar la automedicación de fármacos inductores del sueño, ya que los malestares que puede generar el cambio horario podrían aumentar”, indica la dra. Benavides.

Existen dos grupos de población que podrían ser considerados más vulnerables a los
cambios en el horario:

1. Pacientes con enfermedades en las que existen trastornos en el ciclo de vigilia-sueño. Es el caso de algunos pacientes mayores con enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer o demencias o pacientes con insomnio crónico. En estos casos pueden presentarse alteraciones del sueño como agitación nocturna o somnolencia diurna. 

2. Los niños podrían tener alteraciones como irritabilidad o cambio en el apetito y ánimo 2 a 3 días posteriores al cambio de horario, por lo que se recomienda que un par de días antes del cambio se duerman 15-20 minutos antes y se levanten 15-20 antes de lo habitual, para que los cambios no sean tan bruscos y logren una mejor adaptación.

“Es importante considerar hábitos saludables de sueño durante todo el año, más allá de los días cercanos a los cambios de hora. Estos hábitos mejoran la calidad de vida y disminuyen el riesgo de algunas enfermedades metabólicas y cardiovasculares”, concluye la especialista.

Comentarios