Derrocharon sangre y sudor en el ring del Nacional Juvenil

Por: Rodrigo Oses Fotografía: Gentileza Pablo Rojas 11:20 AM 2018-04-30

Cuatro púgiles chillanejos dejaron el alma en el ring para mostrar sus pergaminos en el XXXI Campeonato Juvenil de Boxeo disputado en la Federación Chilena de Boxeo en Santiago.

Camilo Jiménez, en la semifinal de la categoría 81 kilos, cayó ante el boxeador de Tomé Juan Valderrama, quien le conectó un golpe frontal, provocándole un sangrado nasal, que lo obligó a abandonar en el segundo round.

“Faltó dosificar. El primero lo ganó, pero en el segundo recibió este golpe y lo hizo sangrar, por lo que abandonó por resolución de referí”, explica Francisco Corvalán, técnico de las promesas chillanejas.

A pesar del retiro, Camilo aseguró una medalla de bronce y se subió al podio.

Similar suerte corrió Francisco Ortiz, quien también tuvo que abandonar por un profuso sangrado nasal.

“Él tiene un problema hace rato en su nariz que sangra con facilidad. Se la conectaron un par de veces y comenzó a sangrar mucho por lo que en la mitad del primer round el referí suspendió el combate”, detalla Corvalán.

Quien hizo una digna pelea fue Enzo Quinteros en la serie 75 kilos ante el campeón vigente Gerson Cárdenas de Antofasgasta. El púgil chillanejo de 18 solo perdió por decisión de los jueces tras los tres asaltos.

“Fue una pelea pareja. Yo fui más técnico que él, pero me faltó físico en el segundo round y creo que ahí se me fue la pelea. Pero igual creo que con mejor físico hubiese ganado”, comenta el púgil.

A la final
Finamente, Bastián Muñoz,clasificó anoche a la final que peleará hoy tras superar al púgil de Atacama Bastián Bravo en la categoria 69 kilos.

Hoy se subirá al ring soñando con la medalla de oro.

Comentarios