Gobierno tiene 6 años de plazo para cambiar 19 mil estufas

Por: Jorge Chávez Fotografía: Agencia UNO 10:30 AM 2018-04-30

Un plazo máximo de seis años le queda a la Secretaría Regional del Ministerio de Medio Ambiente para cumplir el 100% del programa de recambio de estufas en Chillán y Chillán Viejo, según lo establece el Plan de Descontaminación Atmosférica (PDA) vigente en la zona desde el 28 de marzo del 2016.

De acuerdo a lo establecido por el documento ambiental, sería el 2024 el año tope en que ya debe haberse completado la chatarrización de un total de 20 mil aparatos de calefacción ine cientes en la intercomuna.

“Durante la vigencia del presente plan, la Secretaría Regional Ministerial del Medio Ambiente de la Región del Bío Bío, con nanciamiento sectorial y/o del FNDR, ejecutará anualmente un programa de recambio voluntario de sistemas de calefacción a leña existentes en la Zona Saturada(...). El progama contemplará un recambio de, al menos, 20.000 equipos que combustionen leña en la Zona Saturada, en un plazo de 8 años. Al menos 10.000 recambios serán por sistemas de calefacción que utilicen un combustible distinto a la leña”, menciona textualmente el artículo 18 del PDA.

Lentitud

Según se desprende de la información publicada a mediados del año pasado por la División de Calidad del Aire del Ministerio de Medio Ambiente (MMA), la intercomuna de Ñuble era la segunda con menor cantidad de equipos de calefacción reemplazados, entre aquellas ciudades con PDA vigente desde el mismo día que el de nuestra zona.

No obstante, tomándose en cuenta el dinamismo en la aplicación de la medida en el segundo semestre del año 2017 por parte de las seremías de las regiones a las que pertenecen las Zonas Saturadas (cifras consignadas en las resoluciones de los concursos de postulación), Chillán-Chillán Viejo queda con el más bajo índice de recambio.

En Temuco-Padre Las Casas se han chatarrizado 7.380 equipos y es donde más se ha masificado la política ambiental, seguido de Coyhaique con 5.139 y Osorno que acumula 2.077. En tanto que Talca-Maule y Valdivia suman 1.831 y 1.072 aparatos respectivamente. La intercomuna ñublensina solo alcanzó un recambio de 895 estufas.

Excepto en Chillán - Chillán Viejo, donde solo se desarrolló uno, en las otras cinco comunas las seremías de Medio Ambiente ejecutaron dos concursos al programa de recambio el año 2017 y algunas como Temuco-Padre Las Casas recientemente abrieron su primer proceso del 2018, mientras que a nivel local aún no se ha dado marcha al programa.

En rigor, la autoridad regional del MMA tiene la misión de entregar un promedio de 3.184 calefactores al año si es que desean cumplir con la norma en sus fechas originales. 

Escasez monetaria

Mario Delannays, quien asumiera el pasado 20 de marzo la jefatura regional del MMA en el Bío Bío, acepta que existe una marcada lentitud en la aplicación del PDA en la intercomuna, siendo el tema económico uno de los factores in uyentes.

El funcionario admite que cualquier iniciativa sin recursos, independientemente si son monetarios, humanos o de cualquier otra índole, complican porque dentro de la planificación, como se trata de la compra de insumos, sin duda que el tema económico es fundamental.

En ese contexto y con la finalidad de darle un mayor dinamismo a la medida, el funcionario de Gobierno adelantó días atrás que el presupuesto que manejará su despacho este año será más generoso que en otras oportunidades, lo que garantizaría impulsar el programa clave de prevención de la polución por la quema del popular combustible.

“La ejecución presupuestaria hasta hace un tiempo atrás fue baja, por lo que pasó de ser un tema importante a un tema urgente. El presupuesto ya lo tenemos; las cifras tenemos que afinarlas, pero es una de las cosas de las que me voy a preocupar directamente de realizar prontamente”, precisó en su momento el seremi.

Poco impacto

Duras críticas por el lento nivel de avance del recambio de estufas, han planteado desde las uniones comunales de juntas de vecinos de Chillán y Chillán Viejo.

Poca masividad de la política de Gobierno, además de lo engorroso que resultaría la postulación al programa en opinión de los vecinos, son los mayores reclamos hechos por los representantes sociales de la Zona Saturada de Ñuble.

A juicio de los vecinos de la intercomuna, la lenta resolución de la medida ha hecho que muchas familias no tengan otra alternativa de calefacción debido a las restricciones al consumo de leña que rigen entre el 1 de abril y el 30 de septiembre, por lo que advierten que los días con prohibición total los obliga a abrigarse y aguantar el frío al interior de sus hogares.

“El que se anuncien restric- ciones ha hecho que muchos apaguemos las estufas y asumamos el problema como nuestro; pero también creo que las autoridades nos están imponiendo sus reglas sin que ofrezcan a la ciudadanía un apoyo efectivo y masivo en recambio de estufas(...), esperamos que este año se mejoren estas dos políticas”, indicó la presidenta de la unión chillaneja, Cecilia Henríquez. 

Comentarios