“Soy de la idea que la lucha hay que darla desde adentro”

Por: Isabel Charlin Fotografía: Agencia Uno 07:40 PM 2018-04-28

Sabag milita en la DC desde 1962. En 1988 fue  vicepresidente de la campaña del NO en Bío Bío.

Sabag representó primero al ex distrito 42, y luego a la 8ª circunscripción costa.

Es complicado el momento por el que pasa la Democracia Cristiana. A los magros resultados obtenidos en las últimas elecciones presidenciales y parlamentarias, se suma el éxodo de figuras históricas, el cual tuvo su máxima expresión esta semana, con la renuncia al partido de la ex senadora, ministra y candidata presidencial, Soledad Alvear, a quien acompañará por estos días su marido, Gutenberg Martínez.

Un histórico falangista local, el ex senador Hosain Sabag, realizó un análisis descarnado de la crisis por la que atraviesa la colectividad. 

“Nuestro partido está pasando por momentos muy difíciles, y es necesario tomar decisiones importantes. Creo que la próxima elección interna era una muy buena oportunidad para definir las posiciones, pero pareciera que un sector no se considera muy seguro, y por eso no quieren llevar candidato. Los sectores más radicalizados de izquierda siempre buscan apoyo en el centro; y ocurre lo mismo que con la ex Nueva Mayoría, que no es Nueva Mayoría si no cuenta con el voto de la DC que es el centro político del país. En el partido está pasando lo mismo. Hay un candidato definido, que va con definiciones claras, que es Fuad Chahín, quien propone ser una oposición constructiva. A nosotros nos interesa primero el país, no como otros sectores, que les interesa que el Gobierno fracase. En esto hemos chocado, y ellos saben que necesitan el voto de la DC y quieren seguir contando con ello, como ocurrió durante los cuatro últimos años, en que nosotros precisamente fuimos los más castigados; perdimos prácticamente 400 mil votos. Piñera ganó prácticamente en todas las comunas de Bío Bío y Ñuble, lo que es un mensaje claro que la gente prefería otro sistema de desarrollo para el país”, admitió.
Quedarse y pelear

- ¿Ud. es partidario de dar la pelea desde adentro?
- En el último tiempo se han ido destacados camaradas. Estamos siendo mermados fuertemente, por la posición del partido. Se ha perdido la fraternidad, unos a otros se ven como enemigos. Podemos tener ideas distintas, pero las podemos conversar. Yo siempre he sido de la idea que la lucha hay que darla desde adentro, porque creo que las bases de la DC son las mismas de siempre, quieren el centro político. Nosotros no estamos con las ideas del PC o de la extrema izquierda, incluso en otros partidos han hecho el mismo análisis, lo decía el otro día Heraldo Muñoz, que la extrema izquierda había barrido con el PPD. La ciudadanía ha castigado la radicalización hacia la izquierda, durante los cuatro años pasados, el PC hizo prácticamente lo que quiso.

- ¿Ud. es de los que piensan que nunca se debió pactar con el PC durante el Gobierno anterior?
- Uno puede pactar y conversar. El problema es que nuestros puntos de vista nunca fueron considerados. Por eso el país se vino para abajo. Nos bajaron la calificación de riesgo en dos oportunidades; nosotros que éramos acreedores del mundo, terminamos siendo deudores en 70 mil millones de dólares. Somos partidarios de entregar beneficios, pero estos se logran produciendo, creciendo.

- ¿Cuál cree Ud. que va a ser el domicilio político de la DC luego de sus elecciones internas?
- Debemos ser una oposición constructiva y deliberante. No todo lo que proponga el Presidente o sus ministros es malo. Eso es lo que piensa la gente de izquierda. Ellos quieren oponerse a todo lo que diga el Gobierno. El principio que siempre mantuve durante todos mis años de parlamentario fue “Primero está Chile”. Uno quiere a su país, quiere que el país progrese. ¿Para dónde nos quieren llevar? ¿Qué ejemplo de país en el mundo? ¿Venezuela? ¿Cuba? ¿Dónde han tenido éxito? Chile hasta hace cuatro años lideraba el crecimiento en todo. Hoy ya no.

- ¿Y en qué partidos de la ex Nueva Mayoría la DC puede encontrar aliados?
- Todos ellos están haciendo el mismo análisis que nosotros. Ha sucedido algo muy bueno en la Cámara, se unieron en un solo comité los diputados de la DC y del PR. Allí hay gente muy respetable, con experiencia política, que no se deja avasallar por jóvenes que ni siquiera habían nacido en la época dura que vivimos entre 1973 y 1990. No conocen la historia vivida por cada uno de nosotros. También hay concordancias en el PPD y en el PS, donde tuvimos aliados históricos con quienes hicimos los gobiernos de la Concertación, los mejores de la historia del país.

Comentarios