Rojo: ¿Cuesta abajo?

Por: Rodrigo Oses 2018-04-23
Rodrigo Oses
html head title/title style type="text/css" /style /head body phtml head title/title style type="text/css" /style /head body/body /html/p /body /html

Cuando Ñublense empató  como local frente a Melipilla, más allá del resultado, anticipé que si el equipo chillanejo mantenía el aletargado nivel de juego que exhibió en ese partido, estaba condenado a salir de la zona de liguilla.Tras la derrota de ayer frente a Coquimbo Unido por 2-1, quedó graficado que la propuesta del técnico Astorga está desgastada y sus intérpretes, lejos del rendimiento que se necesita para ser protagonista de la Primera B. Un equipo con un entrenador sin convicción ganadora y jugadores de escasa dinámica e intensidad de juego, es muy difícil que sea animador de una competencia para luchar por un ascenso. 

Ñublense no tiene margen de progreso porque su recambio no es de calidad. Porque su columna vertebral tiene fisuras, es un elenco que no tiene gol, carece de chispa creativa, de velocidad y arresto físico para encarar el sello implacable de los equipos que ya están peleando arriba en la B. Astorga parece nublado, pues ha intentado con diversos dibujos tácticos cambiar el panorama, pero los jugadores, aunque el equipo sigue cuarto, no han encontrado nunca un fondo futbolístico que les permita ganar con propiedad. 

Lo de ayer fue penoso. Un equipo que terminó jugando a los conchazos. Sí, a los pelotazos, insistentemente, para buscar un cabezazo del limitado paraguayo Prieto. Un rebote, una tole tole, pero de fútbol asociado, rápido, incisivo, veloz... nada. Nada de nada. 

La propuesta futbolística de Ñublense es pobrísima, predecible, extremadamente mecánica y anunciada. Sin sorpresa ni agresividad. El futuro se vislumbra complejo y el futuro de Astorga con mucha nebulosa. Esto, porque él armó el plantel, él diseñó su contingente y todo indica que en varias funciones equivocó la elección y hoy es muy tarde para lamentarse. 

Sin movilidad, velocidad e intensidad de juego en esta división, el objetivo se verá cada domingo más lejano.

Comentarios