Techo y futuro del patio 5 de Abril concentran debate sobre el Mercado

Por: Edgar Brizuela Fotografía: Mauricio Ulloa 09:10 PM 2018-04-18

Varias propuestas están siendo barajadas por el municipio de Chillán con el fin de mejorar y optimizar la infraestructura de la plazoleta Sargento Aldea, que tiene amplias zonas en desuso.

El tema fue analizado ayer por el Concejo Municipal en una reunión extraordinaria,  donde fueron vistas una serie de iniciativas que tienen como finalidad mejorar el entorno y dar facilidades al desarrollo de actividades comerciales.

Una de las principales obras comprometidas por el municipio para el sector es levantar una techumbre en el sector del patio Isabel Riquelme,  que facilite el trabajo de los comerciantes y de confort a los usuarios.

Lo que se plantea es generar una gran cubierta similar a la que existe en el patio Arturo Prat, que costó $320 millones y fue entregada durante el año 2017.

La unidad de Comunicaciones de la Municipalidad de Chillán confirmó que “este año se ejecutará el proyecto, faltan detalles en los diseños, pero la idea es hacerlo dentro del año 2018”.

Lo que resta por aclarar  son detalles arquitectónicos, de ingeniería y de costos de la estructura, antes de licitar las faenas y comenzar su ejecución.

A partir de este anuncio la municipalidad, adicionalmente, tendrá que analizar los planes de acción para mover  a las personas que venden productos en esa zona.

Una de las opciones que se barajan sería trasladar a los vendedores al patio 5 de Abril, que hasta ahora está subutilizado y donde ha sido imposible emprender acciones de desarrollo comercial.

Pescaderías

Mientras el municipio analiza los escenarios futuros para la plazoleta y los patios Isabel Riquelme y 5 de Abril, quienes negocian con productos del mar propusieron un plan alternativo para el desarrollo del segundo patio.

La propuesta es trasladar en el futuro y de manera permanente la zona de pescaderías desde el lugar que ocupan en la actualidad en Isabel Riquelme hacía el patio 5 de Abril.

Esto, dijo el presidente de la Comisión Mercado, Juan López Cruz, fue planteado por los propios comerciantes, quienes recalcan que el sitio que ocupan actualmente es precario para desarrollar sus actividades.

“Los empresarios nos propusieron cambiar de sitio para poder tener una suerte de terminal pesquero o un punto de venta más amplio, pero eso debemos verlo internamente”, precisó.

López agregó que para que el tema expuesto por los locatarios sea ejecutado “tiene que ser avalado por el alcalde como una propuesta municipal técnicamente valorada”.

Para que se pueda concretar la iniciativa presentarán en próximas sesiones de concejo al alcalde Sergio Zarzar el plan de los empresarios de las pescaderías.

El tema, agregó el concejal PPD Camilo Benavente, es una buena iniciativa, pero tiene que ser “validada por el alcalde, pues solo con el apoyo del concejo se podría ejecutar”.

Ambulantes

La pretensión de los comerciantes de productos del mar chocaría con la ideal previa del municipio de instalar en el patio 5 de Abril a parte del comercio ambulante de Chillán.

La entidad edilicia pretende habilitar en ese patio entre 50 a 80 locales para ser ocupados por los comerciantes callejeros  una vez que sean erradicados  de las calles.

Respecto de este tema existen opiniones divergentes, pues mientras la concejala Nadia Kaik expone que es una idea avanzada, el concejal López recalca que es solo una idea sin mayor desarrollo.

Desde el municipio chillanejo se recalca que hasta ahora no existe una definición respecto de que se vaya a concretar el traslado de quienes trabajan en la vía publica a un sitio especialmente acondicionado para ellos en la plazoleta.

“Jamás se ha oficializado ese tema, es complicado aventurar algo sin certeza, porque se juega con las expectativas de, en este caso, los ambulantes”, planteó  la entidad edilicia.

La municipalidad recalcó  que sobre el uso de ese lugar “hay ideas dando vueltas, pero lo concreto es que el patio 5 de Abril servirá para que los feriantes del patio Isabel Riquelme puedan desempeñarse mientras duren los trabajos del techado”.

Conflictos

Además, los comerciantes refirieron a los concejales problemas con grandes empresarios del rubro hortofrutícola.

Si bien en el perímetro central existen limitaciones para el ingreso de camiones de alto tonelaje, lo cierto es que durante la noche, cuando baja la fiscalización, llegan aquellos vehículos. 

Y lo hacen con grandes cargas de mercadería que ponen a la venta a los locatarios,  afectando a los que cumplen con la normativa que establece que al centro solo pueden ingresar vehículos de carga menores.

El concejal Jorge Vaccaro es partidario de que exista mayor presencia policial en la zona con el fin de controlar a quienes llegan al lugar.

La fiscalización se hace necesaria además por el hecho que los pequeños y medianos comerciantes refieren que algunos operadores externos que llegan al lugar lo hacen premunidos de armas de fuego.

Adicionalmente, durante las noches realizan fogatas y dejan todo tipo de desechos que son adjudicados a los locatarios del sector.

Sobre el tema desde el municipio se indicó que respecto de la fiscalización en la actualidad “existe la capacidad, pero ocurre que tal como en otras instancias no siempre se cumple con la norma. El municipio pondrá énfasis en el sector para velar por el cumplimiento”.

El jefe de Seguridad Ciudadana, Renán Cabezas, reafirmó que “actualmente existe capacidad para fiscalizar el ingreso de camiones al mercado, pero sin duda el apoyo de Carabineros es fundamental, ya que por atribuciones ellos pueden solicitar licencias y pedir carné  de identidad”.

Cabezas agregó que la Dirección de Fiscalización de la que él depende cuenta con 24 inspectores para toda la comuna, además de cuatro fiscalizadores abocados al mercado con dedicación exclusiva, precisando que “no obstante, es necesario mayor dotación”. 

El jefe de seguridad remarcó  que para mejorar la seguridad, existen en la actualidad cuatro  cámaras de seguridad en el perímetro, que poseen alta capacidad de resolución y buen estándar en calidad, las que funcionan “durante las 24 horas por los siete días de la semana sin interrupciones”.

Nuevo Mercado

Tras la sesión el concejal Camilo Benavente expresó que en el corto o mediano plazo “la municipalidad tiene que ser capaz de estudiar nuevas locaciones para instalar otro mercado”.

Agregó que el actual recinto fue construido cuando la ciudad tenía alrededor de 50.000 personas y la mayor parte de las actividades se desarrollaban en el centro de la ciudad.

Recalcó que el sector oriente,  donde viven más de 30.000 personas, requiere un sitio donde se vendan productos hortofrutícolas diariamente.

Comentarios