Acusan poca apertura laboral para discapacitados en Chillán

Por: Jorge Chávez Fotografía: Fernando Villa 08:00 PM 2018-04-17

Frustrados por la lenta y muy restringida apertura hacia el mundo laboral que vienen teniendo hasta el momento, se encuentran las personas en situación de discapacidad de Chillán, según lo declarado por la presidenta de la Fundación Eleva, Estrella Pinto.

Pese a que desde el pasado 1 de abril entró en vigencia a nivel nacional la legislación que obliga a las empresas de más de 100 trabajadores, contar con al menos un 1% de discapacitados como parte de su personal, la agrupación local acusó que muchas firmas y grandes cadenas nacionales no consideran cupos de trabajo para la zona.

Si bien la representante social admitió que no se está violando la Ley de Inclusión Laboral, lamentó que su cumplimiento sea centralizado y solo viendo la realidad de grandes ciudades como la de la capital del país.

“La respuesta que nos dan siempre es que ya tienen la cuota con la contratación de personas en Santiago y las regiones prácticamente quedamos en nada. Como trabajan con un solo rut, hay sucursales que no reciben más gente y lamentablemente nosotros salimos perjudicados”, explicó.

Estrella Pinto criticó la política de algunas empresas donde ni siquiera se toman la molestia de recibir los antecedentes de los postulantes sin tomar en cuenta las grandes capacidades técnicas o profesionales que puedan tener.

“Nosotros no estamos pidiendo limosnas, es una ley y hay que cumplirla; por eso estamos exigiendo que nos escuchen, que nos tomen en cuenta, que reciban los currículos y, sobre todo, queremos que nos conozcan”, detalló Estrella Pinto y añadió que actualmente tienen trabajando en el retail chillanejo a tres personas de la agrupación que lidera.

La presidenta de Eleva aclaró que instituciones como Fuerzas Armadas o las del orden público no están exentas de la normativa y que tendrán que hacer los cupos necesarios si es que no los tienen considerados aún.

Adaptación

En la Cámara Chilena de la Construcción (CCHC) de Chillán admiten que la normativa implica importantes desafíos de adaptación en las organizaciones y más aún en el rubro que les compete. Ante esto, el gremio adelantó que actualmente se encuentran trabajando en conjunto con la Mutual de Seguridad en el desarrollo de un plan piloto para empresas socias, que consiste en un Modelo de Inclusión cuyos objetivos son identificar brechas y posibilidades de inserción.

“En este plan piloto participarán 30 empresas socias, preseleccionadas en base a criterios como: contar con más de 100 trabajadores, haber sido reconocida como Empresa Socialmente Inclusiva (ESI) por Mutual de Seguridad o tener a personas con discapacidad contratadas con anterioridad a la entrada en vigencia de la ley. La experiencia piloto trabajará aspectos tales como catastro de potenciales labores y cargos para personas con discapacidad, análisis de la cultura y la infraestructura universal de la empresa y análisis de las medidas preventivas de seguridad, entre otros”, destacó la presidenta de la CCHC de Chillán, Claudia Rigall.

La líder gremial calificó como una experiencia valiosa el escenario que abre la nueva legislación ya que, aseguró, permitirá establecer ámbitos de mejora aplicables a otras empresas e industrias y detectar oportunidades de perfeccionamiento de la ley.

A pesar de que las empresas y negocios asociados a la Cámara de Comercio de Chillán no entran a las exigencias de la normativa debido a que tienen menos de 100 integrantes, su presidente, Alejandro Lama, opinó que es importante poner el asunto como materia de discusión al interior de la agrupación.

“Es un tema que aún no ha sido abordado en la mesa del directorio, pero creo que es importante empezar a analizar esa posibilidad”, precisó.

Fiscalizaciones

En la nueva Región de Ñuble son 229 las empresas que cuentan con más de 100 trabajadores y que deberán acogerse a la norma legal. La mayor cantidad de ellas corresponden a los rubros de agricultura, ganadería, caza y silvicultura. Entre las regiones de Ñuble y Bío Bío suman 1.016 las empresas de distintas áreas productivas que muestra el registro y que están llamadas a cumplir la ley.

El secretario regional del Ministerio de Trabajo y Previsión Social, Carlos Jara, indicó que a su cartera le corresponde hacer la difusión de la nueva normativa vigente, intentando concientizar sobre esta nueva oportunidad que se abre para las personas con alguna discapacidad.

“Estamos conscientes de la importancia que tiene para cada uno de los beneficiarios de esta ley  y para sus familias el correcto funcionamiento de ésta. Por eso se ha instruido a la Dirección del Trabajo y todas sus Inspecciones Comunales la recopilación de los contratos por parte de las empresa afectas al cumplimiento de la ley y también se realizarán inspecciones. Hay que recordar que pueden hacer las denuncias a la Dirección del Trabajo y a la Inspección si han presenciado el incumplimiento de la ley”, sostuvo.

El funcionario de Gobierno hizo un llamado a las grandes empresas a respetar esta iniciativa y realizar la contratación de personas con discapacidad quienes, enfatizó, tienen mucho que entregar y merecen la oportunidad de demostrar sus capacidades, para lo cual necesitan un trabajo digno.

La autoridad regional destacó a algunas empresas por contratar a personas con capacidad diferente incluso antes de la puesta en vigencia de la norma quienes, a su juicio, han comprobado que son bastante comprometidas con su labor y que solo necesitan la oportunidad de demostrarlo.

Comentarios