Amnistía Internacional pide a nuevo gobierno de Cuba oír a disidentes

Por: Agence France-Presse Fotografía: Agencia UNO 04:50 PM 2018-04-16

Amnistía Internacional (AI) presentó este lunes una serie de recomendaciones sobre Derechos Humanos dirigidas al nuevo Gobierno que asumirá el mando de Cuba esta semana, destacando la necesidad de incluir "distintas voces que han sido históricamente silenciadas" en los debates sobre el futuro de la isla.

"La disidencia cubana ha sido reprimida durante muchos años en un contexto de vigilancia, de censura muy arraigada en Cuba que sigue muy presente hasta hoy en día", dijo a la AFP, Robin Guittard, encargado de campañas para el Caribe de AI, sobre el informe.

La agenda propone "cambiar éstas dinámicas en Cuba y ver cómo se puede construir el futuro de este país integrando todas las voces de la sociedad civil", agregó Guittard.

Bajo el título "Transformar el enfrentamiento de diálogo", el documento resalta "una serie de arraigados y acuciantes problemas de derechos humanos, a los que se enfrentará el nuevo gobierno" y formula recomendaciones para su solución.

Este jueves, el mandatario Raúl Castro, de 86 años, cederá la presidencia muy probablemente al vicepresidente primero Miguel Díaz-Canel, de 57, un evento histórico que, sin embargo, mantendrá el liderazgo del gobernante Partido Comunista hasta por lo menos 2021.

Entre las recomendaciones, destaca la de ratificar tratados clave como los pactos internacionales de derechos civiles y políticos, así como el de derechos económicos, sociales y culturales, además de permitir la visita de observadores independientes al país.

"Cuba sigue siendo el único país de América que no permite la entrada a observadores y observadoras independientes de Derechos Humanos", destacó AI en su informe.

La organización sugiere también una apertura al diálogo, llamando a valorar la contribución de organizaciones de derechos humanos y sindicatos alternativos, así como la protección del periodismo independiente.

Adicionalmente, invoca a dejar de utilizar el empleo como un medio para controlar la libertad de expresión, en un sistema en que el gobierno es el principal empleador del país, con aproximadamente un 70% de los empleos disponibles dentro del sector público.

"Se utilizan el despido discriminatorio y por motivos políticos contra quienes critican el modelo económico o político del gobierno", advierte el informe.

Otras recomendaciones incluyen impedir la discriminación en el acceso a la educación, en particular aquella basada en opiniones políticas, así como la promoción del respeto a la diversidad sexual, sin segregar a los colectivos LGBTI que discrepan de las posturas oficiales.

Comentarios