Hitos de la instalación de la Región de Ñuble a 144 días del debut

Por: Isabel Charlin Fotografía: Subdere 08:55 PM 2018-04-14

Quedan 144 días para que Ñuble debute como región, y el trabajo de la delegación presidencial para la instalación se diversifica cada vez más.

“Cada paso que damos surge algo”, dice el delegado Martín Arrau, tratando de explicar lo titánica que es la tarea de echar a andar un nuevo territorio.

Su computador está lleno de recordatorios, porque en cada entrevista, reunión o actividad en la que participa, nacen nuevos requerimientos.

“Ya pasamos la etapa de dar a conocer y motivar sobre el proceso a cada uno de los ministerios, porque pese a que el Gobierno anterior avanzó en algunas cosas, al haber un cambio de administración, con nuevas autoridades, y con toma de decisiones de alto nivel, es como partir de cero”, reconoció la autoridad hace unos días a La DISCUSIÓN.

Precisamente la ronda de reuniones no ha parado; por el contrario, se ha intensificado, pues ahora se está trabajando en el detalle de los más de 100 servicios que deben instalarse.

Clave en esta fase ha sido el espaldarazo del Ejecutivo, que por todos los medios ha dejado claro que la instalación de la Región de Ñuble es un proceso prioritario: ya sea con la visita del subsecretario de Desarrollo Regional (la primera que realizó a regiones); o con el respaldo desde el punto de vista presupuestario, ya que pese a vivir un contexto de “austeridad fiscal”, se le ha dado cierta holgura al equipo de instalación.

Dos objetivos son primordiales en este momento: reclutar al capital humano capacitado y suficiente para echar a andar la región, y lograr ubicar físicamente a todas las reparticiones, para que al menos en una primera instancia funcionen sin problemas. Para ello, se ha optado por la figura de los delegados ministeriales, para apurar el proceso; y a la vez, se está previendo otra dimensión: la inclusión de Ñuble en el panorama nacional administrativo, para lo cual, se enviará un instructivo complementario.

Reunión con ministros, subsecretarios y autoridades

Algo positivo ha podido rescatar Martín Arrau en su condición de delegado presidencial: debido a los problemas surgidos en el proceso de instalación, los intendentes del resto del país no han tenido mucho tiempo para ir “a molestar” a los ministros.

Situación, obviamente, que ha aprovechado el representante de Ñuble, quien en maratónicas jornadas, ha logrado reunirse con casi la totalidad de ministros y subsecretarios de las distintas carteras.

Lo mismo ha seguido haciendo con directores de servicios y autoridades de importantes organismos que tendrán presencia en Ñuble, como por ejemplo, la Contraloría.

Paralelamente, en Chillán ha recibido a organizaciones sociales, parlamentarios, consejeros regionales, asociaciones gremiales y un sinfín de representantes, a quienes les ha informado  el estado de avance del proceso, y de quienes ha escuchado sugerencias.

Se trata de un trabajo que tuvo que rehacerse, producto del cambio de Gobierno, pero que en tan solo un mes ya ha dado frutos.

“Línea directa” podría definirse la relación que el delegado mantiene con las máximas autoridades del país.

Instalación total: respaldo desde el nivel central

Recién asumido, y en un contexto de cautela, tratando de manejar las expectativas; Martín Arrau anunció que la región partiría con solo seis o siete seremías.

De inmediato surgieron voces que cuestionaron el planteamiento -las que vinieron, incluso, desde Chile Vamos-, a lo que el delegado supo responder a tiempo.

Desde el Ejecutivo vino el espaldarazo: la instalación sería cabal, con la totalidad de las seremías, compromiso que fue refrendado in situ por el subsecretario de Desarrollo Regional, Felipe Salaberry, quien en su primera visita a regiones escogió al nuevo territorio para apoyar el proceso.
Mismo respaldo ha existido desde el punto de vista financiero.

Pese al escenario de austeridad que se vive en la administración pública, la delegación ha contado con cierta holgura para poder concretar su misión.

Esto le ha permitido hacer crecer su equipo: recibió a seis personas, hoy superan las 10, y podrían llegar a 15 ó 18, dependiendo de los requerimientos.

Nombramiento de delegados ministeriales

La idea de contar con delegados ministeriales, personas que desde las distintas carteras se dedicaran exclusivamente a la instalación de la región; fue propuesta por Martín Arrau, y fue bien acogida por los ministerios.

La semana pasada fue presentada la primera delegada, Soledad Castro, quien colaborará en la instalación de la Seremi de Cultura; y se espera que en los próximos días se informen otros nombres.

En el caso de Castro, y quizás en el de otros delegados y personeros que se sumen al equipo de la delegación; la idea es que en septiembre estén en condiciones de asumir las seremías. Es decir, se estaría adelantando trabajo, para que las futuras autoridades lleguen empoderadas.

Provisión de capital humano

Sin duda es la dimensión del proceso de instalación que más le preocupa a la delegación.

Se estiman en alrededor de 300 los funcionarios que se requerirán para hacer partir la región, muchos de ellos en cargos directivos o profesionales que requerirán una vía de reclutamiento como el Servicio Civil, o incluso, la Alta Dirección Pública.

Una de las preocupaciones de Martín Arrau es precisamente encontrar todo ese capital humano en Ñuble, y no tener que recurrir a otras regiones.

Dado que la delegación igual deberá determinar algunas contrataciones, se destinará a una persona que se encargue específicamente del proceso de selección del recurso humano, el cual tendrá la misión de hacer andar a la región.

Búsqueda de infraestructura

Una tarea titánica es lograr que las reparticiones públicas cuenten con dependencias cómodas y céntricas para iniciar sus funciones en septiembre.

Primero hubo que ubicar a las tres nuevas gobernaciones en Bulnes, San Carlos y Quirihue; luego, determinar la capacidad del actual edificio público que alberga a la Gobernación, y cruzar datos con el catastro de Bienes Nacionales, para recuperar inmuebles y evitar así incurrir en gastos de arriendo.

El objetivo a largo plazo, es recuperar la totalidad del edificio público de Avenida Libertad, y levantar en sus inmediaciones otro, para albergar a seremías.

Por el momento, es probable que se opte por arriendos, no obstante, la capacidad no utilizada en este momento de la Gobernación de Ñuble es alta.

Instructivo complementario

Cosas tan simples como la inclusión de la Región de Ñuble en mapas y planos; en la señalética vial; en las estadísticas desagregadas o en los textos escolares; son detalles que no ocurrirán por arte de magia.

En los próximos días la delegación enviará un instructivo complementario, o “de forma”, a las reparticiones públicas, que precisamente busca incorporar a la nueva región en el contexto administrativo nacional.

Por ejemplo, es necesario que cada repartición pública cree en sus sitios web la opción “Ñuble” para efectuar trámites; o en el caso del INE, se comiencen a entregar las estadísticas separadamente de Bío Bío.

Este último servicio logró avanzar durante la entrega de los resultados del último Censo, en que a los datos de Ñuble se les puso una leyenda que decía “Desde septiembre Región de Ñuble”.

Comentarios