RetroDiario |Se funda la Escuela Normal de Chillán

Por: Carolina Marcos Fotografía: Museo Normalista Chillán 07:55 PM 2018-04-14

1.329 profesores logró formar la Escuela Normal de Chillán, según datos entregados por la Generación de 1963. 

La Escuela Normal Rural de Preceptores de Chillán se fundó el 17 de abril de 1888 y durante sus años de vida se transformó en uno de los establecimientos más importantes del país. Y aunque dejó de funcionar como tal el año 1976, es una de las entidades chillanejas que más huellas dejó en la sociedad y en la educación. Según estadísticas entregadas a LA DISCUSIÓN, por la Generación de 1963, son 1.329 los profesores que formó la casa de estudios. 

Comenzó por esos años a funcionar en una antigua, pero refaccionada bodega, prestada para estos fines por un agricultor de la zona. Estaba ubicada en las esquinas de las calles Arauco y Arturo Prat. Mientras las clases comenzaban en ese lugar, se construía un nuevo edificio en Avenida O’Higgins entre las calles Maipón y Arturo Prat, el que estuvo listo para ser ocupado en 1892. Sin embargo, con el terremoto del 24 de enero de 1939, la Escuela Normal de Chillán volvía a quedar sin edificio, lamentando además las vidas humanas perdidas como los dos hijos del director de la época, Arturo Mutizábal, quienes fallecieron producto de la caída de la estructura. 

Lejos de cesar sus funciones, la Escuela Normal buscó la forma de seguir operando, esta vez en unos pabellones levantados producto de la emergencia en el llamado Fundo Santa Rita, ubicado por ese entonces en las intersecciones de las actuales avenidas Collín y Brasil. 

Finalmente, la Escuela Normal pudo funcionar por muchos años en donde hoy se emplaza el Campus La Castilla de la Universidad del Bío-Bío. De hecho, la casa de estudios comenzó en la década de los ochenta a utilizar la infraestructura de la Escuela Normal que había cerrado sus puertas en 1974, cuando el gobierno militar decidió que la docencia debía solo impartirse en las universidades.

Modelo francés

Las Escuelas Normales en Chile comenzaron a fundarse a partir de 1842 copiando el modelo francés implantado en toda Europa por el sacerdote Jean Baptiste de La Salle, cuyo principal objetivo era preparar a docentes para impartir enseñanza. La primera de ellas se creó en Santiago y poco más de 10 años después abriría sus puertas la primera Escuela Normal de Preceptoras a cargo de las Monjas Francesas, que permitía insertar a la mujer en el mundo del trabajo.

Según el sitio Memoria Chilena, con el correr de los años las Escuelas Normales se regularon a través de Ley Orgánica de las Escuelas Normales de 1929, la que, además de regularizar los planes de estudio a seis años, decretó que la formación de escuelas normales particulares debía contar con la expresa autorización del Presidente de la República.

“Por la misma década de 1920 existían dos tipos de escuelas normales: urbanas y rurales, ambas con una duración de estudios de seis años; los cuatro primeros de cultura general y los dos últimos como ciclo profesional. El horario de estudio comprendía 40 horas semanales para las urbanas y 42 para las rurales. Hacia 1953 habían 17 escuelas normales: siete urbanas, siete rurales y tres particulares”, precisa Memoria Chilena.

Comentarios