Los ex diablos que buscan redimirse en Melipilla

Por: Rodrigo Oses Fotografía: Agencia Uno 07:35 PM 2018-04-13

Boris Rieloff y Alejandro Vásquez son dos de los ex diablos que mañana asomarán como titulares en Melipilla.

El portero de Melipilla, Diego Fuentes, jugó en Ñublense y lo apodaban el “Mosca”.

“Obvio que será un partido especial para mí y para varios del plantel que pasamos por Ñublense, porque es un club con el que uno se encariña”, revela el otrora portero de Ñublense y actual golero de Melipilla, Jaime Bravo.

“Sam” no es el único ex “diablo rojo” que intenta renacer en el fútbol de la Primera B bajo el alero del club de “Los Potros”.

En el arco también asoman dos ex Ñublense. 

Uno es el portero Diego Fuentes, apodado el “Mosca”, quien se hizo conocido en Chillán cuando al firmar su primer contrato como juvenil, orientado por el gerente del Rojo Hernán Rosenblum, puso una “mosca” dibujada en el contrato.

“Diego está jugando de titular luego que yo fuera operado de cálculo renal. Sé que jugó varios partidos allá, y también sabemos por qué le dicen Mosca, jajaja. En rigor lo sabe todo Chile porque en un amistoso con la ‘U’ le contamos a Beausejour y se encargará de transmitirla”, bromea Bravo.

Fuentes fue desechado de Ñublense tras protagonizar actos de indisciplina. Deambuló en la Segunda Profesional y Tercera División y ahora busca redimirse en Melipilla.

El portero uruguayo Santiago Morandi, que atajó en Ñublense la temporada 2016 bajo la dirección técnica de Fernando Díaz, también recaló en el elenco capitalino luego de superar una grave lesión al Talón de Aquiles que sufrió en San Marcos de Arica.

“Quise quedarme en Ñublense, pero nunca me llamaron”, confesó el “charrúa”.

Un puñado de “exdiablos”  busca una verdadera revancha en el elenco melipillano. 

Picados buscan revancha
Otro caso es el del lateral derecho Boris Rieloff, quien tuvo una magra campaña en Ñublense en la temporada 2015, año en el que Fernando Díaz armó sin éxito un plantel con pretensiones de ascenso

Tras esa temporada estuvo sin club, esperando una oferta digna, pero se mantuvo entrenando hasta que llegó la oportunidad de Melipilla.

Alejandro “Choro” Vásquez también busca resucitar en la tienda albiazul tras descender con Ñublense en 2015 y tibios pasos por San Marcos de Arica e Iberia. El volante Gerardo “Cheo” Cortés, formado en Deportes Concepción y que ascendió a Primera División con Ñublense el año 2006, con pasos por Colo Colo, Palestino y U. Española, renace como titular en Melipilla tras pálidos pasos por Coquimbo Unido, S. Morning, La Serena y Arica.

Pablo “Mota” González, formado en la UC, con pasos por la Roja, que jugó en Ñublense las temporadas 2010-2011, y tras buscar suerte en Finlandia, hoy es suplente en el elenco de Jorge Miranda. Similar revancha busca Matías Vidangossy, quien jugó el 2009 en Ñublense y se fue sin pena ni gloria tras el despedido de “Nano” Díaz. El ex seleccionado sub-20 que fue tercero del mundo en Canadá 2007 quiere reinsertarse en el fútbol de Primera.

En cambio Alexis Norambuena, integrante del plantel inicial del Ñublense de 2008 que clasificó a la Copa Sudamericana, volvió de Polonia para cerrar su carrera en Chile, tomando la opción de Melipilla como carta de entrada.

Por su parte el atacante José Torres, desechado de Ñublense en la era de Astorga tras un castigo por indisciplina, como todos los “exdiablos” busca su revancha.

Comentarios