Fábricas de longanizas ajustan recetas ante nueva ley de etiquetado

Por: Carolina Fuentealba 10:35 PM 2016-05-01

La nueva Ley de Composición Nutricional de los Alimentos y su Publicidad, Nº 20.606, aplica para todo alimento procesado que supere los índices en energía (calorías), sodio (sal), materias grasas (mantecas y aceites) y azúcares, entregados en una tabla, que debe rotular su producto con el etiquetado de “Alto en”. Esta normativa a nivel local obligará al rubro de las cecinas a revisar y rotular sus productos en caso correspondiente.

María José Fernández Mardones, ingeniera agroindustrial y supervisora de calidad en supermercados, explica que esta ley “aplica principalmente a los alimentos destinados a consumo infantil y en general a todos los alimentos a los que se les ha añadido sal, azúcares o grasas”.

La norma aplica a 12, 24 o 36 meses y se rige a través de una tabla. “Si el alimento contiene uno de los elementos por sobre estos datos debe incluir el descriptor alto de acuerdo a lo que corresponda”, explica, añadiendo que “cada año la norma será más estricta”.

La profesional advierte que han visto cómo algunos productos que antes se vendían por litro comenzaron a venderse por gramos, como las mayonesas y los yogures. “Por gramo ya no todas se exceden o se exceden por muy poco, o en menos descriptores”, ilustra.

Cecineros en preparativos
Israel Contreras, encargado de operaciones en Cecinas Villablanca, indica sobre la nueva normativa que “desde un principio estamos de acuerdo a la normativa. Tenemos por ahora dos productos que nos aparecen altos en materia grasa y en esta primera fecha deberán ser etiquetados”.

Agregó que “para la siguiente fecha nos aparecerán dos productos más. El cliente prefiere el sabor que conoce, hemos modificado un poco la receta para acomodarnos, no debería marcar un gran cambio”.

Además precisó que “es algo que venimos trabajando hace tiempo, modificar las recetas para disminuir el sodio. De todas maneras vamos a acogernos a la norma”.

Mario Villablanca, propietario, agregó que “ha sido un poco complicado, vamos a tener que adaptarnos al sistema. La gente en algunos casos podría notar el cambio en el sabor de algunos productos, pero así es la normativa, es necesario cuidar la salud de la población”.

También Alberto Ramos González, dueño de Cecinas Ramos Cordillera, se prepara con su producto estrella, las longanizas. “Tengo un ingeniero que me asesora. Nos encontramos revisando los productos aún para detectar si alguno requerirá de etiquetado de acuerdo a la norma. Esperamos no tener que cambiar ninguna receta, a pesar de la ley de etiquetado, pero en realidad va a depender de lo que diga el Servicio de Salud”, declaró. 

“No debería influir si alguno de nuestros productos deba llevar el indicador de etiquetado, porque nosotros vamos a mantener la calidad”, confirmó el empresario.

Comentarios